Tuesday, February 5, 2008

Por que ya no quiero saber donde está Martí?

Sin duda que Martí ocupa un lugar privilegiado en el pensamiento de los cubanos.
Desde niños nos enseñaron que fue un patriota, un hombre de bellas ideas y bellas palabras, el apóstol de la independencia, etc.
También sabemos que fue un prolífico escritor, un hábil político, un buen padre, un amante tierno, etc.
Aun si fuera cierto que era un poco borrachín, cosa que personalmente dudo, eso solo le daría el toque humano que necesitamos para identificarnos aún más con él.
Quien puede abstenerse de admirarlo y recordarlo con amor? Nadie.
Extremistas de uno y otro bando, moderados, indecisos y apáticos, todos lo queremos.
Y entonces cómo explica Al Godar que ya no quiere saber dónde está Martí?
En mi primer post lo buscaba por la angustia de ver mi patria dividida. Yo quería ver un líder que nos uniera y nos guiara hacia la libertad y la prosperidad a todos los cubanos: Extremistas de uno y otro bando, moderados, indecisos y apáticos incluidos.
Después de haber leído el artículo de Montaner he comprendido que no es un líder lo que falta.
Acaso no fue Fidel un líder excepcional? Y a donde nos llevó? Cincuenta años de revolución y sacrificios para dejarnos ahora con un país en ruinas y dividido. Dos millones de cubanos a la desbandada por el mundo. Un sinfín de cubanos en la isla esperando que "pasé algo que te borre de pronto".
No es sabio ni necesario dar demasiado poder a un caudillo.
Por eso no me interesa saber donde está ese nuevo Martí que nos guié. Donde quiera que esté él va a hacer su papel necesario. Pero lo importante somos nosotros.
Lo que nos hace falta para arreglar a Cuba es la unidad de todos los cubanos, voluntad de cooperar unos con otros y un proceso democrático.
Lo demás viene solo.

12 comments:

Aguaya Berlin said...

Totalmente de acuerdo contigo! pero primero hay que tener voluntad de cooperar unos con otros y de respetar el derecho ajeno también.

Rene M. Grave de Peralta said...

Te comprendo completamente y es mas, estoy de acuerdo contigo. Yo tampoco quiero a un "nuevo" Marti, ni a ningun nuevo abanderado carismatico. Por ese camino ya hemos pasado demasiadas veces. No es un nuevo Marti lo que hace falta, lo que hace falta es que el original se despierte en el corazon de los Cubanos de hoy.

Cuando puse el llamado para la unidad del Dr. Ferrer, te aseguro que no tenia la menor idea de quien era el, ni me importa. Lo que me importa es lo que dice esa llamada, y lo que dice es lo que hay que hacer.

Nadie nos va a ayudar. Si no lo hacemos nosotros, no se va a hacer. Todos estamos de acuerdo que aquello se tiene que acabar, todos estamos de acuerdo que queremos democracia. El resto se decide despues.

Güicho said...

Precisamente las naciones sin héroes ni caudillos son las más estables y prósperas. Donde se llega al compromiso, se llega más lejos.

__MARÍA__ said...

¿Porqué siempre estamos los humanos a la espera de alguien que nos guie?
Los cubanos, los de dentro y los de fuera, estáis totalmente cualificados para salir adelante sin un lider.
Lo malo es que como dice la canción:
¡quitate tú pa ponerme yo!
es que después de Fidel salga otro "salvador"... creo que ya estaréis bien escarmentados de salva-patrias ¿no?
Me recuerda mucho la situación de los que gobiernan ahora Cuba con la situación en los monasterios y conventos religiosos...ni son, ni dejan de ser, ni están ni dejan de estar...vaya para no pillarse los deditos con nada.
Adelante, que se puede.
Un saludo cordial

CubanInLondon said...

Lo que no ha dicho ninguno de los visitantes es que a Martí nos lo presentaron desde chiquiticos como un ser tan perfecto que era prácticamente imposible creer que hubiera existido. Chistes de pedofilia con la niña de Guatemala y alcoholismo aparte, estoy de acuerdo con el güicho cuando a se refiere a naciones donde no existe el caudillismo y los resultados son más loables.

Martí y sus ideas vinieron a servir de vínculo fundamental entre las ideas anticolonialistas y separatistas de antes del 68 y las ideas progresistas y de izquierda circulando en Europa a mediados y finales del siglo XIX tomando como base las Revoluciones Francesa y Estadounidense. A diferencia de estos dos procesos con sus cambios sociales y políticos, pienso yo que Martí quería concentrarse más en la economía cubana la cual era totalmente dependiente de España en aquellos tiempos y, pienso yo también, una revolución comandada por él le hubiera dado más poder al comerciante menor y medio, porque esa es el basamento económico mayor del capitalismo contemporáneo. Siempre he creído que Martí abogó por un capitalismo con conciencia social, por tanto cualquier sucesor que suba al poder cuando el Caballo se ñampie, tendrá que trabajar primero que todo sobre la base de una infraestructura inexistente y una fuerza de trabajo sin motivación.

Este es un buen debate. Mantengámoslo.

Saludos desde Londres.

GaviotaZalas said...

Seguir un ejemplo o un lider significa siempre excluir a quienes son diversos o piensan diferente.
En mi ciudad ideal
cada uno es feliz de ser lo que es y pensar lo q quiere porq no hace con ello mal a nadie,,,
en mi ciudad ideal, las mujeres nos miramos al espejo felices de ser bellas para nosotras mismas y de no parecernos a nadie, porq somos bellas por ser diversas,,
en mi ciudad ideal todos aprendimos a escuchar y hablar sin ofender a quien piensa diverso...
En mi ciudad ideal,,tantas cosas son diversas pero al final son SOLO IDEAS. saludos sigue la rima...

Al Godar said...

Va a tomar todavia un poco mas de tiempo, pero ya se van viendo algunas cosas nuevas. Hoy Abel Prieto (Min. Cultura) acepto como posible el matrimonio entre personas de un mismo sexo, desestimó el uso del término "deserción" para los artistas que se quedan en el extranjero, etc, y Silvio se pronunció por eliminar el permiso de entrada y salida al pais para cubanos, el derecho de los cubanos a entrar en los hoteles y centros turisticos, etc.
Yo entiendo que eso no es mucho avance, pero si lo comparamos a las ofensivas revolucionarias y los mitines de repudio, es ya algo positivo...
Gracias a todos por la visita y los comentarios
Saludos,
Al Godar

Rene M. Grave de Peralta said...

El caso no es ni si quiera que no haigan heroes. Todas las naciones tienen heroes. El caso es no caer en la trampa de buscar un nuevo Apostol. Lo que hace falta es un dialogo civil entre los Cubanos de afuera, no solo en Miami, pero por todo el mundo, y los dissidentes y otras personas en la isla que quiran cambio.

Despues de tener esa unidad, se le puede "enfrentar" a la tyrania. El typo de "enfrentamiento" se decide segun las circumstancias. Puede consistir en negociar, resistir, hacer actos the protesta o mil otras cosas.

El caso es que si no dejamos los celos, las diferencias filosoficas, la paraoia, y las ambiciones atras, por lo menos hasta que logremos la libertad, nunca lograremos nada.

Paula said...

Primero: Fidel es lo menos parecido a un líder.
Segundo: La revolución fue tan solo unos cuantos días, despues fue pura mierda.
Todo esto es muy romantico y muy bonito pero poco realista. Cuba no es muy diferente de otrs sociedades, es solo que nos han hecho creer que somos el ombligo del mundo.
La humanidad estás hecha para sobrevivir a las situaciones sin importar de donde eres.
Para mi, Martí fué un gran Hombre de ideas o un hombre de ideas grandes, pero como nosotros ahora sobrevivimos tratando de hacer algo, pero no olvidemos que somos mortales.
Saludos.

GeNeRaCiOn AsErE said...

Hola Al, que bueno el debate compadre.

Con el ‘autor intelectual del Asalto al Moncada’ me pasa lo mismo que con ciertas palabras que la ‘revolución’ nos ha robado temporalmente, por ejemplo ahora mismo quisiera decir patria o compañero sin tener abochórname, pero no puedo, porque el tabacón propagandístico que nos metieron fue tan grande, que a veces cuando voy a hablar en serio hasta me frustro conmigo mismo.

Entiendo lo que nos dices. No es que tengamos que andar ahora esperando por la llegada de otro Mesías, cuando de sobras se sabe que la solución está en manos de promover la concertación de ideas, no de uno sino de varios grupos y generar espacios para coexistir en una sociedad MODERNA, con mentalidad plural, que se afinque en el consenso y donde se respete a la opinión ajena.

Me gustaría de cualquier modo, que Martí no perdiese su valor y su merito entre los cubiches. Y si antes nos robaron su figura para fines ‘patrioteros’, pues que el reto de hoy entonces sea el devolverle su lugar como referente obligado en nuestra historia, no como apóstol ni como arcángel escogido (que a fin de cuentas todos los santos son sospechosos) pero si como hombre universal... como poeta y como un tipo que se ganó de sobra el derecho a perdurar en la memoria de nosotros.


nos pillamos, tony.

Al Godar said...

Rene:
Coincido contigo en muchas cisas, pero creo que un dialogo debe incluir a todos, incluso a los que piensan que el comunismo es lo mejor del mundo.
Paula:
Discrepo. Fidel es un gran lider. No se puede tapar el sol con un dedo.
Tony:
De acuerdo en todo. No creo que Martí haya perdido ni vaya a perder su puesto en el corazon de los cubanos porque unos lo halen para un lado y otros para el lado contrario.
Gracias a todos por la visita y los comentarios.
Al Godar.

Rene M. Grave de Peralta said...

Al estuviera de acuerdo contigo, si no fuera por que aunque me puedo imaginar liberalismo democratico, socialismo democratico y varios otros "ismos" democraticos, no me puedo imaginar comunismo democratico. Lo unico que you le proibo a la democracia es suicidarce.