Sunday, December 30, 2007

La ley de Ajuste Cubano

Afortunadamente 23 de los 25 cubanos que se lanzaron al mar en Santa Cruz del Norte salieron con vida de la espeluznante aventura en que se vieron involucrados el 22 de diciembre del 2007. Lamentablemente, otros dos cubanos pagaron con sus vidas.

Hay dos puntos a los que quiero referirme:

1-¿Por qué el gobierno cubano no informó antes la noticia?

2--¿Quien es responsable de que tantos cubanos arriesguen su vida de esa forma?

El primer punto es bastante fácil: Al gobierno cubano le convenía guardar el secreto y esperar a que los medios de información de otros países arriesgaran alguna hipótesis incorrecta para “desenmascarar las mentiras del imperialismo”.

Lo injusto es que el sufrimiento de los familiares y amigos de los involucrados se prolongó innecesaria y cruelmente. Y se nos escamoteó a todos la información a la que tenemos derecho.

El segundo punto ya es más difícil. Es cierto que, como dice Granma, la ley de ajuste cubano estimula irresponsablemente la emigración ilegal, pero esa no es la causa del problema. Los cubanos tratan de emigrar hacia cualquier lado, sin mirar si hay leyes que los favorezcan o no.

Los gobernantes de Cuba y Estados Unidos debían revisar la política migratoria y todos los demás aspectos de las relaciones bilaterales como adultos.

El artículo de Granma contiene algunas “imprecisiones”: Por ejemplo, la ley de ajuste cubano lamentablemente está muy lejos de amparar las entradas ilegales al territorio de los Estados Unidos. Todo cubano detectado en el mar es regresado a Cuba.

Por otro lado, ese tipo de salida ilegal no es “un instrumento del gobierno de los Estados Unidos para derrotar la revolución” sino una salida desesperada de los cubanos para lograr la reunificación familiar, para escapar a la represión en Cuba o simplemente en busca de condiciones de vida que millones de cubanos considera decorosas.

Saturday, December 22, 2007

Feliz Navidad

Dispersos por todo el mundo los cubanos nos aprestamos a celebrar otro fin de año.

Desde los surcos fríos hasta los cómodos salones de lujo, nuestros compatriotas desde dentro de la isla se acercan poco a poco al conteo regresivo.

Todos esperan que pase lo inevitable.

Y la oportunidad de recomenzar.

Afuera, desde el ecuador hasta los polos y desde la Patagonia hasta Helsinki, oleada tras oleada de cubanos añora con regresar al barrio, a sus amigos y familiares.

Soñamos con poder agradecer a nuestros anfitriones la hospitalidad, recoger los matules e irnos pa’l carajo.

Dejar todas nuestras miserias y todas nuestras riquezas y volver a lo nuestro.

A todos les deseo feliz Navidad y feliz año nuevo.

Friday, December 21, 2007

Posible inmigrante

Los cubanos hemos sufrido en los últimos tiempos el trato discriminatorio que algunos gobiernos nos aplican con particular saña por el hecho de ser cubanos.

Se llenan la boca para clamar solidaridad con el pueblo cubano oprimido por la dictadura de medio siglo, pero nos niegan el derecho a viajar a través de sus territorios.

Nos aplican el injusto calificativo de “posible inmigrante” cuando pedimos visa de transito o de visitantes. Es profundamente injusto ese tratamiento cuando se aplica a alguien que obviamente no puede emigrar.

Y es particularmente más doloroso cuando viajamos con pasaporte de otros países y vemos que entonces si somos aceptados.

El trato discriminatorio no es contra nosotros como personas.

Es contra Cuba.

Tuesday, December 18, 2007

Castro y Chrétien.

Hoy leí una noticia rara en Granma:

La historia dirá quién tiene la razón

(Respuesta del presidente Fidel Castro Ruz en la Mesa Redonda informativa del 25 de abril del 2001 a las declaraciones realizadas por el primer ministro de Canadá, Jean Chrétien, durante la III Cumbre de las Américas)

Rara, porque aparece ahora a más de 6 años después de aquella explicación que diera Fidel sobre las infortunadas declaraciones de Chrétien.

Claro que es bueno que alguien explique al pueblo de Cuba lo que estaba pasando en las relaciones Cuba-Canadá otros 3 años atrás. Aunque sea una sola versión. Al menos el buen entendedor podrá sacar sus conclusiones e imaginarse la noticia completa a falta de mejores fuentes de información.

La respuesta de Fidel no tiene nada nuevo para el que lo conozca. Reduce a Chrétien a la mínima escala humana. Casi, casi al nivel de Díaz-Balart, uno de sus peores enemigos, al que hace trizas en otra reflexión en la misma edición.

El artículo explica que Chrétien faltó a un supuesto compromiso de canalizar ayuda medica en un proyecto conjunto en el que Cuba pondría el personal medico y Canadá Aportaría los recursos necesarios para una misión de ayuda a Haití.

No hay que olvidar que Chrétien fue a buscar un compromiso de Fidel de liberar presos políticos, a pedir que Cuba suscribiera el Convenio de Naciones Unidas sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y el tratado contra las minas antipersonales. Se fue con las manos vacías, probablemente luchando desesperadamente por encontrar alguna respuesta digna al “¡Te lo dije!” con el que lo recibirían sus asesores.

Es lógico que después de esto, Chrétien no haya hecho nada por ayudar a Fidel a lograr su propósito de aparecer ante el mundo como el benefactor de los pobres haitianos.

Pero no es justo que se pretenda presentar a Canadá como ajeno a la miseria de Haití. Canadá aporta más de 100 millones de dólares anuales para ayudar a Haití y ha tenido una participación destacada en la pacificación y la organización del país. Que no es nada excepcional, porque Canadá también ayuda generosamente a Cuba (unos 10 millones al año) y a muchos otros países por un total de más de 3 mil millones sin reclamar concesiones políticas o de otra índole.

¿Por qué esa noticia vieja ahora?

Sunday, December 16, 2007

Yo tengo la razón.

Yo tengo la razón cuando digo que los comunistas y los imperialistas tienen jodido a mi país…

Cuando dejo de hablarle a mi hermana porque es disidente y a mi hermano porque es del G2…

Cuando respondo a una idea provocativa con un “tu-eres-un-maricón-y-me-cago-en-el-coño-de-tu-madre” porque no tengo nada mejor que decir…

Yo tengo la razón.

Pero eso no mejora la angustiosa situación que vive mi país.

La única forma de sacar a Cuba del hueco es poniéndonos de acuerdo y entendiéndonos.

Esto no es tarea de los de allá ni de los de acá, de los comunistas ni de los anticomunistas.

Es una tarea de los cubanos.

Ahora lo que hay que hacer es cooperar.

Ya no importa quien tiene la razón.

Saturday, December 15, 2007

Menos quince

Hoy estamos a quince grados bajo cero. La escala inferior es en grados centígrados. La superior en Farenheit.

No es un record, pero es un buen average.
Esto es unos 40-45 grados más alto que lo que hay en Cuba.

Con tanto frío, se forman unos cristales bellos en las ventanas.

Meteorología nos tiene amenazados con que va a bajar a 21 grados bajo cero esta noche y va a empezar a nevar. Para cuando haya terminado habrá unos 30-40 cm más de nieve en el piso, aunque ya tenemos bastante como pueden ver en esta foto :

Fíjense que del lado de la acera hay una pila de nieve que tapa a los carros. Toda esa nieve hay que palearla para poder sacar los carros del garaje. El problema es que no hay donde poner mas nieve.
Por suerte mañana no hay que ir al trabajo.

Thursday, December 13, 2007

Cambio y blogs

Todos queremos cambios en la situación de Cuba: los de adentro y los de afuera.

Muchos miramos esperanzados hacia los dirigentes del Partido, las Fuerzas Armadas, la Asamblea del Poder Popular y otros órganos del gobierno, en busca de señales de cambio y a veces algún escéptico nos recuerda que no hay que pedirle peras al olmo.

Sin embargo, yo he encontrado un lugar mejor para buscar señales de cambio: Los blogs de los cubanos de adentro.

Es cierto que no es fácil encontrar esas señales perdidas entre la hojarasca, porque la mayoría son blogs donde se reproducen artículos publicados previamente en los órganos de prensa oficiales. Pero hay unos pocos blogs donde la gente empieza a decir las cosas tal como las piensan.

No había libertad de expresión mientras nadie podía decir nada discordante de la posición oficial, pero ahora que tienen un medio a su disposición que no existía hace unos años, esa gente empieza a pensar libremente y a expresarse.

Es sumamente importante que los de afuera ayudemos a los de adentro en este ejercicio. Es fácil apoyarlos cuando expresan ideas que cuestionan la eternidad del fracasado modelo de gobierno y el status quo. Pero sin duda, hay que estimular también a los que tratan de encontrar la forma de arreglar lo que parece irreparable. Es el ejercicio democrático y no la aplicación de una formula mágica lo que lleva a la democracia.

Al principio era solo un blog. Luego dos, tres, cuatro… ¿Cuántos son hoy? ¿Cuántos serán mañana?

En algún momento, los lideres aparecerán.

Monday, December 10, 2007

Empabesao

Tan pronto empieza el invierno viene la ola de catarros.

El dolorcito de garganta, la agüita por la nariz y los ojos boronillosos. Estoy cogido. Voy a ir a la farmacia a comprar un pomo de Benylin y se me pasa enseguida. Como en los anuncios de la TV.

Me abrigo bien para no complicarme más y me meto en la máquina que está fría como el congelador. ¡Que va! Tengo que irme para adentro y dejar que la máquina se caliente un poco porque me voy a joder. Capaz que me coja los pulmones y tú sabes como es eso.

Coff, coff. Ya empezó la tosecita. Nada más que salí un momentico al frío y ya me empeoré. La vieja tenía razón.

Cuando llego no hay lugar para parquear cerca de la farmacia. Parqueo en casa del carajo y vengo tosiendo todo el camino con la nieve en la cara. Por suerte adentro de la farmacia hace calorcito. Es acogedor. Aquí están los remedios para el catarro y aquí está el Benylin. ¡Coño que caro! ¿Porque tiene que costar 18 dólares un pomito tan chiquito? Bueno, que importa. Lo mío es resolver rápido e irme pa’la casa. Pero coño… ¿que es eso que hay allí? Yo conozco ese pomito morado… ¡Vick Vaporub! Eso era lo que me ponía la vieja cuando yo era chiquito.

¡Esta noche voy a dormir empabesao!

Sunday, December 9, 2007

Pipe

Un día de Junio 1962 estábamos jugando a los policías y ladrones. Yo era ladrón y la gente de 29 me cogió preso. Me amarraron las manos a la espalda y me sentaron a la sombra de un frondoso laurel que había a mitad de cuadra entre 42 y 44. Ya estaba empezando aburrirme del juego cuando llegó Pipe y se sentó a mi lado. Le pedí que me zafara, pero no quiso.

-No se puede. El juego es así. Tienes que escaparte tú solo o esperar a que los de 27 vengan a zafarte. Yo soy de otro barrio.

Tenía los ojos, la boca y la nariz grandes, el pelo largo y ensortijado y la piel aceituna. Era fuerte y tenía los músculos bien formados, pero era más bien flaco. Parecía un indio. Tenía 14 años y lo sabía todo. Fue él quien me explicó como se besaba a las niñas, como había que cogerlas de la mano cuando uno iba con ellas a algún lado y lo importante que era recordar que ellas tenían que ir siempre del lado de adentro y que uno iba del lado de la calle. Fue él quien me explicó que a diferencia de los varones, a las hembras les gustaba que les tocaran las nalgas. Como a los maricones. Ya para esa época yo comenzaba a interesarme un poco por las niñas, pero no sabía bien que cosa era un maricón. Como no había nada mejor que hacer mientras esperaba que vinieran a liberarme, le pedí que me explicara. Moisés decía que Pipe era maricón, así que él debía saberlo bien. Demoró un poco como buscando una forma fácil de explicar algo muy complicado y finalmente dijo:

-Un maricón es un varón que no le gustan las hembras sino los varones- Explicó secamente.

A mi me parecía que a Pipe le gustaban las niñas por la forma tan entusiasta como hablaba de ellas. No entendí como podía ser maricón pero no dije nada. Nos quedamos callados los dos un largo rato esperando. En eso vino Moisés y le pedí que me zafara. También se negó diciendo que era de 44 y no de 27.

Yo seguía rumiando lo de Pipe y las niñas y allá solté la bomba entre los dos.

-Moisés: ¿Porqué tú dices que Pipe es maricón?...

Pipe se paró como si le hubieran tirado un cubo de agua fría y nos miró amenazadoramente a los dos.

Moisés aunque era mucho más grande y corpulento se echó para atrás. Todos respetaban a Pipe porque era fuerte y ágil y ya había roto la boca a más de uno en el barrio cuando se metían con él.

-¿Quien cojones eres tú para estar hablando mierda de mi. –Le preguntó.

Moisés dudó un instante y dio otro paso atrás mientras Pipe apretaba los puños y se le hinchaban las venas en el cuello. Finalmente Moisés salió caminando rumbo a la esquina y a los pocos metros se viró y dijo con una sonrisa sarcástica:

-Yo digo lo que dice todo el mundo: Que Melanio te cogió el culo en el bosque del parque Almendares.

Pipe se agachó, cogió una piedra, pero cuando fue a tirarla ya Moisés había desaparecido por la esquina.

Regresó furioso hasta donde estaba yo mudo de espanto. Tenía miedo que me fuera a caer a golpes. Nunca lo había visto tan furioso. Y yo allí con mis manos amarradas a la espalda.

-No me golpees, que yo solo quería saber. -Le dije asustado.

-Yo no soy un abusador me dijo resoplando su furia.

Sus ojos brillaban como nunca.

-El que es un abusador es Melanio.

Una lágrima salió lentamente y dejó un surco de dolor en su cara. Me dijo bajito:

-Yo venía cruzando el bosque una noche. Melanio y sus dos primos, que tienen como 20 años, me cogieron sorprendido. Me golpearon hasta que me dejaron sin aire y me amarraron las manos. Luego, me violaron los tres y me dejaron tirado en el bosque…

Yo no sabía que decir. Tenía un nudo en la garganta y me daba mucha pena con Pipe que se había callado y parecía muy triste.

Le pregunté que iba a hacer ahora.

-Nada. Si los mato me llevan preso y voy a podrirme en la cárcel. Me voy para Holguín con mi hermana.

Me zafó las manos y se fue.

Saturday, December 8, 2007

Estimulos y trabajo

E problema laboral en Cuba es particularmente difícil. Obviamente no es el origen sino la consecuencia del fracasado experimento: el aprendiz de brujo, el papalote que se va a volina, etc…

Pero no es solo un problema de Cuba. Aquí también cuecen habas.

Tanto allá como aquí muchos no trabajan por falta de estimulo.

Allá porque de todas formas vas a vivir miserablemente.

Acá, porque la ayuda social es tan generosa que equivale o sobrepasa a un empleo mínimo.

En ambos casos es dañino para todos.

Tan desmoralizante es sentir que no te reconocen tu esfuerzo y no te pagan lo justo, como la seguridad de que vas a recibir un cheque sin trabajar.

¿De donde va a uno a sacar fuerzas para levantarse todos los días con el cuerpo adolorido, la barriga pegada al espinazo y el cerebro embotado de consignas huecas a enfrentarse con una masa pestilente y agresiva en un camello, para llegar tarde al trabajo y encontrarse que no hay nada que hacer porque se fue la corriente o no llegó la materia prima…? (Claro: por culpa del imperialismo!)

¿Cómo sacudir la morriña y salir de debajo de las frazadas calientitas para poner los pies en el piso frío y echarse a la calle a menos veinte a recorrer pizzería tras pizzería a suplicar que te dejen trabajar repartiendo pizzas o lavando platos para ganar lo mismo que ahora recibes en el correo sin soltar la maneta del Playstation?

Allá los grandes timoneles se abrogan el derecho de obligarnos a disfrutar de la acción redentora del trabajo ennoblecedor.

Acá la impenetrable madeja proteccionista pone un peso demasiado grande sobre la frazada.

Acá al menos uno sabe que si luchas fuerte puedes llegar a un trabajo mejor y escaparte de la ignominia.

Pero no es fácil.

Friday, December 7, 2007

Einstein

Un post que acabo de leer en el blog de Aguaya me ha recordado esta simpática anécdota:


A fines del siglo pasado adornaba mi buró una foto de Einstein que un buen amigo me había regalado.
Un día vino alguien corriendo y me dijo:
"No me lo vas a creer... acaban de poner en el noticiero de CNN la foto de tu padre. Esa que tienes en el buró!"

Wednesday, December 5, 2007

Empleo Juvenil

Yo suponía que el post anterior iba a ser un solo tiro. No obstante, los comentarios que he recibido me motivan a hacer otro post. Sin muchas pretensiones de arreglar el mundo.

No me cabe duda que el autor del artículo de JR y muchísima gente en Cuba busca honestamente la solución. Ellos saben que prestando más atención a la retribución, se arregla el problema. El obstáculo está en que para algunos políticos conservadores con mucho poder, esa no es la vía adecuada.

Es ahí que creo que vale la pena hurgar.

Bajo el principio de crear riqueza con conciencia y no a la inversa, trabajamos muy duro muchos de nosotros y medio siglo mas tarde vemos que no hemos creado mucha riqueza y la conciencia va de mal en peor.

En el lugar donde trabajo hay una pila de jóvenes que no saben nada de Marxismo ni tienen el menor interés en construir el Socialismo, pero son más productivos y tienen una mejor actitud ante el trabajo que los mejores de mis compañeros en Cuba en la mejor época. Ah! y para los políticos conservadores: estos muchachos son antiimperialistas, profundamente humanos y muy buenos compañeros. Son el hombre nuevo.

¿Cómo lo logran estos capitalistas desalmados? Les pagan 50 mil $ al año a cada uno. Los muchachos no pierden tiempo soñando. Viven sus sueños. A ninguno se le ocurre tratar de jugar cabeza y perderse un día de trabajo.

Claro, esos muchachos son técnicos y profesionales. Aquí no todos los jóvenes terminan sus estudios. Los que no tienen nivel para puestos tan bien pagados tienen que contentarse con salarios de 10$ la hora o menos. Unos míseros 20 000 dólares al año. Pero igual son de buenos trabajadores y se esfuerzan muy duro para ser mejores.

Si “de lo que se trata es de cómo se articulan los mecanismos de la sociedad para formar seres laboriosos” lo que hay que hacer es buscar la manera de pagar salarios justos y ellos se forman solitos.

Monday, December 3, 2007

Desempleo juvenil.

Hay un artículo interesante en Juventud Rebelde que merece un comentario:

“Luego de la publicación del trabajo Empleo juvenil: ¿el cuento de nunca acabar?, Juventud Rebelde da a conocer otras opiniones sobre este importante tema para la sociedad cubana

Nos dice su autor Javier Dueñas Oquendo:

“Uno de los primeros lectores en aventurar su opinión sobre el trabajo fue Douglas Limburg, de Canadá, quien nos comentó con cuánto interés lo había leído para acto seguido dejar claro que el problema no parecía alarmante, pues el desempleo juvenil en su país rondaba el 13%.”

Creo que el desempleo juvenil en Canadá en estos momentos debe andar más cerca del 11% que del 13%, pero eso no importa a los efectos que nos interesan.

Cierto que a todos nos gustaría que tanto allá como aquí, todos los jóvenes y (¿porqué no?) también los menos jóvenes tuvieran pleno empleo. Pero parece que eso no es posible en ningún lado:

Youth (age 15 - 24) employment and unemployment

rates in the EU, U.S., Canada and Japan, 2006

Employment rate

Unemployment rate

in %

in %

EU-27

35,9

17,4

U.S.

54,2

10,5

Canada

58,7

11,6

Japan

41,4

8,0

Sources: For EU Eurostat, EU LFS annual averages,

for other countries OECD Employment Outlook 2007

http://www.europa-kommissionen.dk/eu-politik/noegleomraader/beskaeft_arb/beskaeftigelse07/memo/


Pero el desempleo en Cuba y en Canadá, tienen algunas diferencias importantes:

Aquí no se considera desempleado al que no le interesa trabajar sino solo al que quiere trabajar y no consigue empleo.

Alrededor del 80% de los desempleados en Canadá recibe un ingreso comparable a su salario, que llaman seguro de empleo.

En Canadá el desempleo es una etapa transitoria para la mayoría de los afectados.

Lo interesante es que en Cuba “de lo que se trata es de cómo se articulan los mecanismos de la sociedad para formar seres laboriosos que luego se sientan retribuidos con su esfuerzo.”

Después de haber pasado yo mismo por esa experiencia en Cuba y ahora en Canadá, creo que es infinitamente más importante la retribución que la formación.

Friday, November 30, 2007

El pájaro que se quedó rezagado

Aqui cuando llega el invierno, las aves y los viejos van echando para el sur.
O sea, Ft-Lauderdale.
Algunos pocos se quedan rezagados y sufren los rigores del invierno.
Como este pequeño pajarito que vimos hoy por la mañana en la terrasa a diez grados bajo cero.

Thursday, November 29, 2007

Agua destilada

¡ Química!

Por allá por los años 80s en Cuba, había que echarle agua destilada a los acumuladores. Parece que con el calor se evaporaba el agua y si uno le echaba agua de la pila, pues se formaban incrustaciones en las placas y se jodía el acumulador.

Pero no había agua destilada en ningún lugar. Como yo era químico en esa época, me puse a buscar una forma fácil de prepararla.

Y entonces desarrollé esta receta:

  1. Vierta aproximadamente dos litros de agua fresca en una cazuela de aluminio que no esté muy escachada.
  2. Ponga a calentar en el fogón a fuego lento hasta que empiece a hacer globitos.
  3. Añada lentamente una taza de hojas de tilo secas.
  4. Apague la candela, tape la cazuela y déjelo reposar durante una hora o mas.
  5. Decante las hojas y recoja el agua en un recipiente adecuado.
  6. En caso que le quede alguna boronillita, cuélelo por un trapo limpio.
  7. Da un poco mas de un litro de agua des-tilada

Wednesday, November 28, 2007

El Contador

O el contador esta jodío o estoy metido en un lío.

Hace unos días puse este contador para ver cuanta gente me visita.

Al principio no me interesaba y por eso no me había preocupado, pero ahora creo que para algunas cosas es bueno saber cuanta gente lee tu blog.

Lo inicié a partir de 300 porque era la cuenta que había en mi perfil.

En solo unos días ya pasa los 700. O sea que me han visitado 400 personas en tres o cuatro días…

Sin embargo, solo el pequeño grupo de siempre me deja sus valiosos y amables comentarios.

¿Querrá eso decir que estoy siendo chequeado por la CIA, el G2, o la Real Academia (de la lengua) Española?

Tuesday, November 27, 2007

Lo que uno quiere

¡Cuidado: Filosofía!

Cuando yo llegue aquí, venía con la idea de que a cada cual le toca lo que le toca y se acabo.Al poco tiempo descubrí que aquí uno puede tener casi todo lo que quiere. Fue un gran cambio y me costo mucho trabajo adaptarme a la idea. Luego lentamente, me fui dando cuenta que uno no quiere tener todo lo que puede. Eso es más sutil y muy difícil de explicar, pero es así. Finalmente ayer vine a comprender que uno debe querer lo que uno quiere, independientemente de que pueda tenerlo o no. Vine a entenderlo mientras paleaba una pila enorme de nieve para sacar el carro allá en Montreal. Yo había parqueado en el hueco que había dejado alguien que acababa de irse. Estaba recubierto de nieve por los lados y por detrás, pero se podía entrar y salir por delante. Bueno, hasta que llego alguien y se parqueo pegadito delante de mi. Que roña le da a uno. Eh? Bueno, en ese momento, no se porqué, me di cuenta claritico, que uno debe querer lo que quiere.
Hace falta para vivir en estos países tan fríos.

Monday, November 26, 2007

Salvador

Salvador era piloto del Ejercito Rebelde.

Un día cuando regresaba de la Unidad Militar de Columbia, se encontró en la guagua con Carmita. Lindísima, muy atractiva y con apenas 16 años, la chiquilla estaba enamorada de Salvador como una perrita. El, con el doble de su edad y a punto de casarse con Verónica Espinoza, no pudo resistir la satería de la muchachita y se puso a conversar con ella. Se bajaron en el parque de Coyula y les dio la noche romanceando. Al día siguiente volvieron a encontrarse y a los pocos días ya eran el comentario del barrio entero. Ambos fueron advertidos que lo que estaban haciendo era una locura, pero de nada sirvió. Raulito (cuatro ojos, si te agachas te lo cojo), el hermano de Carmita, rabiaba de impotencia ante la cabeza hueca de su hermana y el descaro de Salvador.

A nadie le sorprendió que cuando Carmita se despertó de su guanajería el día de la boda, le diera una crisis de nervios y que tratara de suicidarse. Se tomó un pomo de Lipochol, pero como es de esperar, eso solo le provocó un poco de dolor de barriga y unas canaleras benignas. A Raulito, si le dio un poco más fuerte. Le fue arriba a Salvador y le tiró un pescozón, que si bien no le llegó ni siquiera cerca de la cara al piloto, sirvió para encabronarlos a los dos y se dijeron hasta alma mía. En verdad Salvador no quiso darle al muchacho. Hubiera sido un abuso y el piloto no era un abusador. Una cosa era templarse a la chiquilla, porque ella se lo había buscado, pero a Raulito no podía darle. No obstante, si lo maltrató un poco de palabra y Raulito pasó realmente un mal rato delante de todo el barrio. Por eso todo el mundo pensó que había sido Raulito el que lo echó pa’lante. Pero yo se que no. Raulito era un alardoso, pero no era chivato. Fue Carmita misma quien lo jodió. Parece que en un arranque de comemierdería, a Salvador se le fue la lengua en uno de esos calentones y le dijo a la chiquilla, para dárselas de machísimo, que él se iba a llevar un avión. Y ella lo cazó. Tan pronto la Verónica se fue para los Estados Unidos con el padre, Carmita se dio cuenta que el iba a irse también. Se puso a seguirlo y cuando lo vio que empezó a cancanear, lo echó pa’lante.

Lo cogieron mansito y le echaron 20 años.

Por gil.

Saturday, November 24, 2007

Invierno en Canada

Algunas vistas del invierno en las afueras de Montreal, Canada.:

La terrasa de casa:



Vista del patio:



Pasos junto al árbol:



Pino y cerca:



Arbol sin hojas:



Manzanitas:



Manzanitas más cerca:



Otras:



Otras manzanitas:



De más cerca: (Creo que no son comestibles)



Al salir del trabajo había caído "freezing rain" y el parabrisa tenía una capa de hielo de 1 cm de grosor. Muy difícil de quitar y con eso no se puede manejar...

Friday, November 23, 2007

Havanna Graffiti


Hay un libro buscando editor: Havana Graffiti de El Yoyo
A juzgar por lo que he leido de su autor, me atrevo a recomendarlo sin haberlo leido completo.
La breve selección que aparece en su Blog sugiere que el libro será una lectura fácil y con muchísimas reflexiones.
Al Godar

Tuesday, November 20, 2007

Primera nevada

Anoche tuvimos la primera nevada de este invierno.

Hoy cuando me levanté el piso estaba todo cubierto de una capa de unos 3 centímetros de nieve. Apenas cubría la hierba:

Pero fue suficiente pretexto para que se formara un buen tranque en la carretera que cojo para ir para el trabajo. Algo así:

Y suficiente también para que los primeros muñecos de nieve adornaran esta tarde los patios de las casas del vecindario:

Llegó el invierno.

Monday, November 19, 2007

El Parqueo

Me gusta el parqueo del centro comercial de Côte St-Luc. Tiene su cosita diferente. Abundante. No hay discusión a la hora de parquear. Claro, siempre que no pretendas dejar tu carro a menos de 50 metros de la entrada del mercado, o de cualquier otra tienda. Porque el parqueo es común con el gimnasio de Scwarzeneger, la farmacia de Cumberland, Prohome y toda esa pila de tiendecitas del aristocrático Côte St-Luc.

Siempre hay unos 10 o 15 espacios libres en la primera fila, pero esos son para los que tienen el sellito de minusválido en el parabrisas. Incluye tanto a los minusválidos como a sus familiares, amigos y conocidos.

Si no estamos a treinta grados bajo cero, realmente no es una gran tragedia, así es que yo estoy habituado a ir directo a la esquina del banco y dejar allí el carro. A veces me pregunto si no será mejor venir caminando desde casa. Son tres o cuatro cuadras más. Generalmente me consuelo riéndome de los que se empecinan en coger un buen puesto y se pasan largo rato dando vueltas acechando a los que se van para ocupar su lugar. Una guerra de nervios. El viejito de la gorra blanca viene con sus jabitas y parece que se va a dormir la siesta. El BMW rojo con los cristales oscuros se mueve amenazadoramente y la viejita del Volvo se atraviesa intransigente en el medio del parqueo. Un Escort blanco del 91, deportivo, arrogante, se asoma por el otro lado y la viejita lo ataca con una mirada feroz. Lo para en seco. Pero como para que no quede duda, levanta la ceja izquierda y el índice derecho en señal de advertencia. Todo el mundo se queda unos segundos en expectativa. La gorrita blanca se mete dentro del Cadillac. No pasa nada. No se siente el motor de arranque. La vieja da unos golpecitos nerviosos en el timón, se mira en el espejo del parasol y se arregla un mechón que se le movió ligeramente del lugar exacto. Pero el Cadillac no se mueve. Por fin el de la gorra blanca se baja nuevamente y después de cerrar la puerta con llave, se encamina despiadadamente hacia la entrada de la farmacia. Quien sabe el trabajo que le costó conseguir ese puesto! No lo va a entregar así mansamente. Probablemente va a estar ahí hasta las 7 menos diez, pero no más, para llegar a tiempo a su casa antes que comience Star Trek.

Montreal, 6 Junio 1995

Sunday, November 18, 2007

La espera

Me estoy especializando en esta profesión de esperar.

Cualquiera puede pensar que es fácil esperar: No hay que hacer nada. Sin embargo: ¡Que difícil resulta!

Todavía hay veces que me entretengo y me pongo a hacer otra cosa. Por ejemplo a bobear con la computadora, o a mirar por la ventana. Pero eso no es esperar. El secreto de una espera bien hecha está en no tratar de hacer otra cosa mientras se espera. Algunos piensan que si se hace otra cosa uno se distrae y se le olvida que está esperando. No es así. Cuanto más te empeñas en olvidarlo, más te desesperas. Yo por ejemplo, lo enfrento valientemente: Si, estoy esperando: ¿Y que? No me duele nada, no me cobran nada por esperar, no le hago daño a nadie y no contamina el medio ambiente.

Y ¿Que espero? Bueno, ese es el otro problema. La mayoría de la gente espera una cosa determinada. Por eso se atormentan y se preguntan que cuándo llegará. Sin embargo, la espera pura y desinteresada no tiene ese inconveniente. Todos los días llegan cosas. El verdadero esperador se ve recompensado constantemente por el torrente de cosas nuevas que nos cae arriba.

No importa realmente si uno esta sentado en los banquitos de la estación del metro de Vendôme o acostado bajo una mata de cocos en Hawai. La espera no esta ligada al mundo de las coordenadas. Se espera por dentro. Por eso no hay riesgo de que te pierdas algo por no estar en el lugar preciso a la hora adecuada.

Si tienes la suerte de estar acompañado puedes aprovechar y conversar un poquito. Pero nunca cometas el error de tratar de mitigar la angustia de una espera infructuosa con una conversación estéril. Salen mal las dos cosas. Pero si se actúa honestamente se puede esperar lo mismo sólo que en compañía.

Quizás lo que más confunde a la gente es que no saben cuando deben comenzar a esperar y casi nadie sabe a ciencia cierta si se puede dejar de esperar algún día. Yo soy adepto a la teoría de la espera absoluta. Como categoría filosófica la espera es eterna. Ni se crea ni se destruye. Pero a diferencia de la materia, tampoco se transforma. Siempre es así. Invariable, incorpórea e insoportable.

¡Que ganas tengo de que me llegue la residencia! ¡Coño!

Montreal, 6 de Junio de 1995

Saturday, November 17, 2007

White Rabbit

Estábamos sentados en la escalera del edificio de los laboratorios discutiendo una buena molécula para sintetizar como parte de nuestro curso de Química Orgánica y a uno de nosotros se le ocurrió que podíamos sintetizar LSD. Solo sabíamos que era una droga alucinógena que estaba causando furor en los Estados Unidos y que había inspirado más de una canción famosa, Lucy in the Sky with Diamonds, White rabbit, etc. Empezamos inmediatamente a trabajar en un método de síntesis a partir de la anilina (creo) y al cabo de un par de días ya estábamos seguros que podíamos producirla sin problemas. Propusimos el tema a la profesora y allí mismo se jodió la cosa. Se nos acusó de diversionismo ideológico y si nos salvamos de una más grande fue porque teníamos a casi todo el grupo detrás y porque es difícil resistir al encanto de una pila de jóvenes de 20 años. Salimos con una fuerte advertencia de no volver a rondar cerca de las drogas. Seguimos al pie de la letra las instrucciones y al día siguiente estábamos fermentando guarapo para hacer aguardiente. Por alguna razón que se me escapa en este momento, los profesores vieron con mejor ojo que nos emborracháramos con alcohol y aldehídos que con LSD. ¡Quién sabe si tenían razón! Lo cierto es que los tambores de Calandra (¿Ravel?) vuelven hoy a transportarme a aquellos días felices donde todo era posible solo con proponerselo:

One pill makes you larger
And one pill makes you small
And the ones that mother gives you
Don't do anything at all
Go ask Alice
When she's ten feet tall

And if you go chasing rabbits
And you know you're going to fall
Tell 'em a hookah smoking caterpillar
Has given you the call
Recall Alice
When she was just small

When men on the chessboard
Get up and tell you where to go
And you've just had some kind of mushroom
And your mind is moving low
Go ask Alice
I think she'll know

When logic and proportion
Have fallen sloppy dead
And the White Knight is talking backwards
And the Red Queen's "off with her head!"
Remember what the dormouse said:
"Feed your head
Feed your head
Feed your head"

White Rabbit - Jefferson Airplane

Wednesday, November 14, 2007

Septiembre del 62

Carmita salió y se recostó a la baranda del portal. Los muchachos jugaban al "Quimbicuarta" en la franja de tierra colorada que separaba la calle de la acera. Levantó el vuelo y fue a parar a la Sierra Maestra a mil kilómetros de allí. Aquellas lomas cubiertas de verde. Las nubes flotando sobre las cumbres. Y detrás el cielo. Azul.

Debía estar contenta porque hoy era su cumpleaños, pero estaba muy triste. Le dolía el vientre. Ya ella sabía que las mujeres tenían que pasar por esas cosas, pero lejos de su madre era duro. Se imaginaba que volvía al mismo lugar donde su madre fue a despedirla el día que la guagua fue a buscarlas. Ella y sus amiguitas habían cantado contentas porque iban a conocer la Habana y a estudiar. Nadie dijo nada que iban a ser empleadas domésticas. Eso vino después. Nadie dijo que tendría que dormir en casa del señor Oscar. Nadie dijo que él vendría a meterse en su cama después que la señora Olga se hubiese dormido. Y aunque ella sabía que no debía hacerlo, se sintió feliz pensando que el señor Oscar la prefería a ella. Así pasó aquel primer mes, aprendiendo a hacer los quehaceres domésticos por el día con Zenaida, la vieja criada negra y colmando por las noches las fantasías del señor Oscar. Cuando se dio cuenta que estaba en un lío, tubo que cantárselo todo a Zenaida. Ella sabía como arreglarlo todo. La llevó a ver a un médico amigo suyo y se acabó el problema. Y ahora, tres días después, el señor Oscar venía por ella otra vez pero ella no quería. Le dolía el vientre y tenía miedo. Por eso se había ido al portal. Allí él no iría a buscarla delante de la gente.

Le gustaría tanto volver a su casa y pasar los 15 con su madre!

Pero no la dejaron ir hasta casi ocho meses mas tarde.
En Septiembre del 62.

Tuesday, November 13, 2007

Blogs sobre Cuba

Aquí estoy haciendo una lista de Blogs sobre Cuba
Si me ayudan irá más rápido.
Saludos,

Sunday, November 11, 2007

La Marmota

Ayer como a las 5 de la tarde cuando regresaba a casa, me sorprendió ver a Tony, mi vecino, con un ladrillo en la mano en la pose más amenazadora que lo hubiera imaginado jamás.

Unos metros delante estaba Mario. Las peleas entre hermanos son habituales en cualquier parte del mundo, pero si la cosa es con piedras, uno siente el deber de tratar de mediar. Tan pronto me vieron cambiaron la expresión por una que más parecía de alivio. Me hicieron señas para que me acercara. Yo no les tengo miedo. Son buena gente. Tony es un jardinero gordo y amable. Es además el dueño de la casa donde vivo. Mario también es jardinero, pero más bien bizco que gordo. Para uno darse cuenta que es amable tiene que conocerlo un poco. Al principio parece un poco violento y malhumorado, pero más tarde uno se da cuenta que es así solo con Tony. Allá ellos.

Pero bueno, esta vez no peleaban entre ellos. Habían formado coalición contra una marmota. Me invitaron a formar parte del equipo para darle caza al indeseable animal. Se había escondido en una pila de maderas que tienen en el patio. Obviamente acepté sin duda alguna. No porque compartiera su aversión por el animal, pues en realidad nunca había visto uno de cerca. De lejos tampoco. Sólo en la TV el pasado 2 de febrero cuando mostraron la ceremonia del día de la marmota. Cuenta la leyenda popular que la marmota sale de su guarida ese día y si el día está soleado, regresa a completar su hibernación, porque es seguro que habrá invierno por unas 6 semanas más. Todos los canadienses esperan ese momento con ansiedad. Creen que si a la marmota le parece que el día está suficientemente nublado o nevando, no volverá a su guarida y eso será el fin del invierno. Raro eh? A mi me parece que es mejor esperar al 1ro de Junio y mirar para el piso. Si hay nieve es que aún no se ha acabado el invierno.

Pero me decidí a ayudarlos para ver si tenía la suerte de ver una marmota. Por tanto, me armé de un contundente trozo de madera y me ubiqué en la avanzada de la cacería. Me extrañó que ellos no se acercaran pero dicen que era sólo por precaución. Suponen que el bicho puede morder.

Estuvimos golpeando en el suelo y las paredes, echamos agua a presión con una manguera, hicimos reaccionar un poco de fertilizante amónico con lejía para que desprendiera amoníaco que dicen que a las marmotas no les gusta. No salió con nada. Después probamos a imitar ladridos de perro y a decirle "misu, misu". Tampoco salió. Que raro!

Por fin, cuando ya casi se nos había olvidado, salió. Corrió para allá y para acá y por fin fue a meterse por el hueco que Tony le había dicho mil veces a Mario que tapara. Pero nunca le hace caso en nada, etc, etc. Allí mismo se acabó el episodio. La marmota volvió para su guarida y ahora no va a salir hasta que no le de la gana. Esto pudiera implicar que no habrá invierno este año. Pero dicen que no, que habrá invierno de todas formas. ¡Que lástima!

Montreal, Jueves 17 de agosto de 1995.

Saturday, November 10, 2007

La comida

Luego de la efímera etapa en que uno come mucho jamón, deslumbrado por la creencia de que esa es la comida del desarrollo, uno regresa a sus manjares.

Se da cuenta de lo bien que sabe el arroz con huevos fritos, los plátanos maduros, los frijoles negros, la yuca, el aguacate…

Después de haber pasado la intoxicación de las pizzas, los Mac Donalds y las comidas de latas, cajitas y naylitos, uno retorna avergonzado a sus mejunjes. Al arroz con leche, al fanguito, al dulce de guayaba… Uno va a esa tiendecita pequeña y sucia que tienen los los jamaicanos y compra los plátanos maduros y los boniatos. Que nadie aquí sabe para que sirven. Y uno los lleva para casa y los prepara como hicieron nuestros ancestros. Y los come con orgullo.

Y devuelve a los vecinos indios del frente, en reciprocidad, nuestra peste a manteca de puerco a cambio de su curry.

Thursday, November 8, 2007

El carro

Rafaelito, se había propuesto no enviar nunca para Cuba la foto de su carro nuevo.

Allá todo el mundo sabe el que se va para la Yuma enseguida manda una foto al lado de un carro bolao. Eso es un truco para dar envidia a los que se quedan y para dárselas de maceta. El carro es prestado. Na’más que pa’la foto.

Pero al cabo del tiempo se le olvidó y mandó la foto como hace todo el mundo. Porque uno no puede seguir toda la vida comiendo mierda con lo que va a pensar la gente.

No era un carrazo. Era más bien un cacharro. A punto de ser retirado de circulación por inseguro. Comido por el óxido de defensa a defensa y del guardafango al techo. Hubiera costado mucho más repararlo que comprarse otro en mejor estado. No se lo había comprado para pasear sino para trabajar. Era una herramienta de trabajo. Pero allá nadie se percató de eso. Los que vieron la foto volvieron a repetir una y otra vez la misma historia: el Rafa también había caído en el vacío de darse lija con los socios.

Nadie se fijó que aquel flaco desgarbado al lado del carro tenía una sonrisa triste.

Nadie se fijó que en el parabrisa había una banderita cubana.

Nadie se fijó que al dorso de la foto había una dedicatoria para sus socios.

Nadie se percató que el Rafa tenía necesidad de comunicar con sus raíces.

Wednesday, November 7, 2007

La planta carnivora.

Hay un post en el blog de Charlie Bravo en el que habla de las flores carnivoras .
Creo que mucha gente nunca ha visto una.
Aqui les va esta foto que aunque no es muy buena, ayuda a ilustrar el propósito de Charlie.

Tuesday, November 6, 2007

Los Reyes.

Se levantó y fue a buscar sus regalos. Hacía solo unos días que se habían mudado a esta casa y no sabía donde podían haberle dejado los juguetes. Miró debajo de la cama, detrás del escaparate, debajo de la mesa y en el baño. No encontró nada. Fue a la cocina. No había mucho donde buscar porque apenas había espacio para una persona, pero tampoco encontró nada. Sintió una sensación extraña en la garganta. Ganas de llorar. Ya él no lloraba desde hacia algún tiempo. Los hombres no lloran le decían y ya él tenía ocho años. Pero no entendía que había pasado. El estaba seguro de haber puesto la carta dentro de los zapatos, y estos bien puestos debajo de la cama. Fue a comprobarlo. Allí estaba la carta. La sensación en la garganta era más intensa. Miró al techo y tragó con dificultad. No había nada que tragar. Respiró profundo como su padre le había dicho que uno hacía para no llorar. A su padre no le gustaba verlo llorando. Cuando se sintió más seguro, salió al balcón. Allá abajo, una docena de niños jugaba con sus juguetes nuevos. Camiones, pistolas, trompos, uno con una máscara del Zorro, otro con una bicicleta. Hubiera querido bajar a jugar con ellos, pero sin juguetes no podía. ¿Qué iba a decir cuando le preguntaran qué le habían traído los Reyes? No podría decir nada. De nuevo la sensación en la garganta. Volvió a mirar hacia arriba y a tragar. Cuando bajó la vista de nuevo vio que su mamá venía entrando por el pasillo. Ella le ayudaría a entenderlo todo como hacía siempre. Pero ella subió la escalera y pasó a su lado sin decir nada. La siguió hasta la cocina y le dijo “No me trajeron nada y yo me porté bien”. En seguida se dio cuenta que no era el buen momento para hablarle, porque ella estaba llorando, pero ya era tarde. Ella lo abrazó y lo besó ahogando las lágrimas. El lo comprendió todo claro: A su madre tampoco le habían traído nada. Como habían acabado de mudarse, los Reyes no sabían aún la nueva dirección.

“No llores Mami. El año que viene van a traernos muchas cosas”

Monday, November 5, 2007

Aurelio

Había sido músico en su época. Le gustaba cantar. Había hecho algunos progresos en eso y hubiera sido un bolerista como muchos si no hubiera sido por la Revolución. Entonces decidió estudiar. Consiguió hacer la Candidatura en Biología mientras fundaba uno de los institutos de la Academia de Ciencias. Era bueno haciendo cuentos y animando fiestas. No fumaba ni tomaba, siempre estaba contento y era bienvenido en todos lados. Magnífico ejemplo de camaradería, muy trabajador y exigente pero muy comprensivo. Un buen revolucionario. Llegó a ser director del instituto. Todo marchaba a las mil maravillas hasta un día que el seguroso vino a verlo y le dijo que había que hacer algo con lo que el no estaba de acuerdo. Se negó con toda la integridad que le caracterizaba. Una semana después fue destituido. Un incondicional con la mitad de su capacidad lo remplazó y el instituto cambió de la noche a la mañana. Los temas de investigación ahora eran secretos. Nadie sabía lo que investigaba el compañero de al lado y no convenía saberlo, pero todo el mundo sabia que los otros estaban en lo mismo. Eran soldados de la intriga.

Aurelio fue reducido a investigador simple y siguió machacando sus experimentos prácticamente sin recursos, mientras los misteriosos gastaban a troche y moche, hasta que poco a poco se fue rindiendo y se fue a otro instituto a recomenzar de cero.

Un día que rememorábamos aquellos tiempos lo noté muy triste. Obviamente se reprochaba no haber adoptado una posición mas fuerte.

-No basta con hacer lo correcto-Me dijo. –A veces hay que hacer más.

Me costó mucho trabajo convencerlo de que ni él ni nadie hubieran podido hacer nada.

Sunday, November 4, 2007

Fábula de los tres monos y la banana.

Un día tres monos se despertaron y vieron que una suculenta banana colgaba del techo de su jaula. Empezaron en vano a dar brincos tratando de alcanzarla.

Después de un largo rato sin que pasara nada extraordinario, a uno de los monos se le ocurrió coger un palo que había al borde de la jaula y trató de tumbar la banana con el palo. Inmediatamente, del techo de la jaula, una ducha de agua helada bañó a los tres monos. Nunca más volvió ninguno de los tres monos a tratar de coger la banana.

Un tiempo después sacaron al primer mono de la jaula y lo remplazaron por otro mono nuevo. Ignorando la experiencia de la banana el nuevo mono se apresuró a ensayar la historia del palo, pero fue violentamente reprimido por los dos monos experimentados. La misma historia se repitió durante años, mientras nuevos monos trataban cada día de alcanzar la banana prohibida y los viejos hacían prevalecer la sabiduría de evitar la ducha fría aún cuando ninguno de ellos la había sufrido.

Thursday, November 1, 2007

Welfare I.

(Un curso introductorio a la vida de inmigrante pobre en Canadá.)

Capitulo 1 - Introducción.

Este es un curso básico para aspirantes a refugiados y estudiantes de economía política del capitalismo de las universidades e institutos en Cuba.

Si Ud es pobre, vive en Canadá y necesita ayuda, vaya a otro lado. (Ejte cudso ej namá pa loj cubano).

1.1 - ¿Qué es el Welfare?

El Welfare en Canadá es un sistema de ayuda del Gobierno a los pobres. Es similar al que existe en Cuba, pero como aquí hay gente que no es pobre, el Welfare se aplica solo a una minoría.

El estado da una cantidad de dinero mensual a los necesitados. Estos en cambio no tienen que fingir que trabajan. Es más, si fingen que trabajan les quitan la ayuda (Ver también 2.4)

1.2 – ¿Quiénes son elegibles?

El 99 por ciento de los derechos, el 99.9 % de los zurdos y el 99.99% de los ambidextros. Todos los inmigrantes extranjeros. Todos los homosexuales, gays, lesbianas, miembros de las minorías étnicas, los amerindios, los negros, mulatos, drogadictos, inconformes, etc. Un pequeño catch: Hay que tener una dirección donde recibir el cheque. Si Ud. vive en la calle y no quiere amarrarse a una dirección, pues no hay arreglo. Sin embargo, si Ud. acaba de caer y no tiene casa tiene que ir primero a una organización de ayuda a recién llegados que te ayudan a “resolver un gao”.

Nota importante: No tiene que votar en las elecciones del poder popular, ni ser miliciano, ni miembro del CDR, ni participar en las guardias, etc. Nadie le pregunta nada de eso.


Capitulo 2 – Vida en el Welfare.

En el Welfare se puede vivir por un tiempo. Cuando uno acaba de llegar es una gran ayuda.

2.1 -¿Cuánto te toca?

Unos 700 $ al mes para una persona sola, unos 1000 para dos adultos y unos 1300 para una familia con un niño, etc. Alcanza para pagar el alquiler de un apartamento barato, comer modestamente, pagar el transporte (puede ser un carrito viejo), y guardar algún dinerito (muy poco) para ropas, paseos, otros gastos, etc.

2.2 -¿Como te hacen llegar la ayuda a tu casa?

Un cheque por correo. Un día fijo del mes.

2.3 - ¿Qué otras ventajas vienen convoyadas con el Welfare.

Dentista, el medico y las medicinas gratis. Ayuda para buscar trabajo, algunos cursos, etc.

2.4 - ¿Qué se puede y qué no se puede hacer cuando uno está en el Welfare?

Uno puede buscar un trabajo. O no hacer nada y dormir, mirar la TV, navegar la Internet, escribir blogs, cazar mariposas, jugar al jockey sobre hielo en invierno o al fútbol en verano.

No se puede trabajar. O mejor dicho, lo que ganes en otros trabajos te lo descuentan del Welfare.


Capitulo 3 – Vida después del Welfare.

Los condenados al Welfare cuando logran encontrar un trabajo o inventar algún negocio que les de dinero y que renuncian por escrito, dejan de recibir el ignominioso cheque. Nadie les recuerda jamás que le deben todo al Welfare.

3.1- ¿Qué hacer para salir del Welfare?

Si Ud prefiere ver la TV y no le gusta trabajar, puede vivir toda la vida del Welfare. Nadie lo empuja a trabajar.

Si Ud tiene sangre en las venas y quiere ganarse la vida como los hombres (o las mujeres, según el caso), luche para conseguir un trabajo. No es fácil. SI Ud no lo logra, le cae una especie de angustia de que lo vayan a confundir con los que no quieren salir del Welfare porque prefieren ver la TV. Esa es la sensación más humillante que se puede sentir. A mi me tocó sufrirla durante mis primeros 4 meses.

Wednesday, October 31, 2007

El majá y la jutía

Allí estaban enroscados el majá y la jutía condenados a muerte.

La jutía paralizada en parte por el miedo y en parte por aquella saliva babosa que la sofocaba, chillaba tratando de intimidar al predador.

El majá prácticamente incapaz de moverse abrumado por el peso y el volumen de tan formidable presa siseaba tratando de seducirla.

Entonces bajó la tiñosa, casi puede decirse que con gracia y se posó en una roca a pocos pasos de los contendientes. Los miró primero con el ojo izquierdo y luego con el derecho. Se acercó un poco más como para cerciorarse de que ninguno de los dos podía moverse. Cuando ya los tenía a su alcance, lanzó un picotazo formidable y arrancó un pedazo de carne grasosa del lomo del majá. Mientras la tiñosa engullía su bocado sin prisas, la jutía, que talvez sintió disminuir la presión de las mandíbulas del majá, hizo un ultimo esfuerzo por zafarse. No lo logró. Al contrario, en uno de esos brincos su cabeza, fue a caer precisamente bajo el pico de la tiñosa. Poco a poco, cada uno fue pagando en impuesto un pedazo de su cuerpo a la tiñosa.

Cuando dejó de oírse el siseo y los chillidos y ya no quedó aliento ni bocado digno en ninguno de los dos, la tiñosa se fue al arroyo a limpiar su pico.

Jalogüin.

Hoy fuimos a buscar caramelos.

Es Halloween.

La gente se disfraza y sale en manadas a la calle con un cubito o una jaba a pedir caramelos de casa en casa. Mariposas, fantasmas, esqueletos, spidermans, piratas del caribe, osos, perros de peluche y perros de verdad que los niños arrastran con cordelitos de colores. Algunas niñas gordas disfrazadas de niñas gordas con batas de niña.

Muchos van en maquinas. Los niños y los adultos más osados se bajan en la esquina y van caminando de casa en casa hasta la otra esquina. Los carros van escurriéndose entre la gente que se desparrama por las calles y los jardines. En este pueblo apenas hay aceras y donde hay aceras no dan caramelos. Apenas se podía avanzar por las calles.

Las casas están decoradas con fantasmas, telarañas, muertos, calabazas y luces de colores. Algunos ponen música. Otros ponen grabaciones de aullidos de lobos y otros ruidos similares. Luces estroboscópicas, flashes, humos, pitos, matracas, barritas fosforescentes… fiesta.

Lo que normalmente es un pueblo muerto a esta hora, hoy era un hormiguero.

No todas las casas dan caramelos. El que no quiere participar simplemente apaga la luz del portal y no pone decoraciones, pero creo que la mayoría de la gente disfruta el alboroto. No es una actividad muy lucrativa para los que dan los caramelos. Tienen que gastar dinero en comprar los caramelos y las decoraciones. Solo los niños salen ganando.

Mi hijo regresó a casa con una jaba de caramelos como de cinco libras que le dura hasta el año que viene.

Es otra muestra que rompe el mito de que las sociedades de consumo son despiadadas.

¡Cuanto amor por los niños!

¡Cuánto me gustaría ver esto en Cuba!

Tuesday, October 30, 2007

El sueño

Un día en la vida.

Te despiertas y cruzas las manos detrás de la cabeza

clavas con desgano la mirada en el techo

y aún con la sábana tapándote hasta el pecho

todo aquel sueño retrocede despacio y te embeleza.

Ese sueño inusual te ha molestado

Puedes recordar lo que en realidad aún no has vivido

y con esa divina energía que en tus años arde

saltas de la cama, no solo porque se hace tarde

sino para alejarte del sueño prohibido.

Y llegas a nosotros, más seria que otras veces

nos dejas, por cualquier cosa con esta sensación de culpa

porque hoy estás tan sensible

tan dura e irritable, impredecible

victima del sabor de la pasión oculta.

Un día sin vivir, perdido y malgastado

y aunque sabes que aún dejas algo sin hacer

te vas desafiante un poco antes de que den las cinco

para dormir temprano, e ir a buscar el sueño con ahínco

Porque sabes que hoy tienes que crecer.

Monday, October 29, 2007

Otoño optimista




Este año el otoño ha sido suave. Ni ha llovido mucho, ni ha hecho mucho frío.

Las hojas se han mantenido en los árboles mas tiempo que otros años.

Los colores, puede que no hayan sido tan espectaculares, pero ahí están:

Saturday, October 27, 2007

Vedado

“Vedado”

Me fijé detenidamente en las otras piedras tratando de encontrar algún otro mensaje, pero no encontré nada claro. Algunas rayas sin propósito aparente. Nada que pareciera texto.

Regresé a la barraca y me vestí. Los muchachos se burlaban de mí y yo estaba tan confundido que no me molestaba. Era como si no fuera conmigo. Las ideas de lo que había pasado o lo que había soñado la noche anterior no me dejaban concentrarme en las cosas de hoy.

Llamaron al matutino y fuimos a reunirnos en el patio. La letanía de siempre. Teníamos que hacer de Palmarito el mejor campamento del Municipio. Luego las brigadas salieron con desgano hacia el campo.

Discutimos un poco como sacar aquellas piedras. Por fin concluimos que lo mejor era tapar aquel hueco y abrir otro un poco más lejos.

El otro hueco no ofreció ninguna sorpresa. Al caer la tarde ya estaba terminado y al día siguiente hicimos las paredes al lado y en un par de días más ya funcionaba como baño.

Alli estuvimos como dos semanas y luego nos trasladaron a otro campamento porque a Palmarito iban a dejarlo para la UMAP.

No volví a saber nada del hueco hasta treinta años más tarde. Una soleada mañana de principios de Agosto de 1984 cuando me disponía a salir para el trabajo vi que había un gran barullo de gente en la casa del frente. Crucé el separador central de Vento y fui a ver que pasaba. Yoyi tenía un ataque de nervios. Las niñas estaban llorando y Ramón, en camiseta y chancletas entraba y salía a la casa, pálido como un muerto. Todos estaban aun en pijamas. Un grupo de vecinos trataba inútilmente de ayudar. En la calle había un carro con el motor andando y las puertas abiertas. Habían venido a avisar que Ramoncito había muerto ahogado en una cueva en Palmarito. Me acordé que apenas una semana antes, nos habíamos encontrado en la Plaza durante la movilización por el 26 de Julio y nos habíamos escapado juntos antes de comenzar el desfile. Ya nos habían visto varias gentes y no queríamos aguantar todo el guateque. Además, yo lo había visto a él y él a mí. Por el camino me había contado que estaba estudiando espeleología.

Según explicaba el tipo que vino a dar la mala noticia, hacía como un mes unos reclutas estaban abriendo un refugio contra las armas de exterminio en masa y se había derrumbado el piso debajo de ellos. Habían caído en una cueva y dos de los muchachos murieron. Otros tres quedaron heridos, pero lograron sacarlos. Ramoncito y otros cuatro espeleólogos se habían enterado y habían ido a estudiar la cueva. Parece que se habían metido a cruzar una laguna subterránea que había en la cueva y se habían ahogado los cuatro. Solo quedó vivo uno de ellos que se había quedado detrás alumbrando la cueva con una linterna.

El pobre muchacho estaba todo traumatizado por la tragedia. No hacia mas que decir que los compañeros gritaban desesperados resbalando en el fango, en medio de una peste horrible y gritando que los gusanos se los estaban comiendo vivos.

¡Pobre muchacho!

Friday, October 26, 2007

El hueco

Había salido para ir a al baño. Bueno, a lo que se suponía iba a ser el baño cuando estuviera terminado. En realidad aun no había baño, pero aunque aún no tuviera paredes, sería mejor que orinar donde quiera. No se podía vivir como los animales aunque estuviéramos en campaña.

Me había costado trabajo encontrar el camino, porque aún no conocía bien el lugar. Habíamos llegado la tarde anterior cuando ya estaba oscureciendo y hoy nos habíamos pasado casi todo el día armando el campamento.

Yo había estado abriendo el hueco para la fosa con un grupo de los más fuertes. Era un trabajo duro. Un hueco de cuatro por cuatro metros y profundo como para tapar al más alto de nosotros no era trabajo para fiñes. Cuando llevábamos como un metro de profundidad tropezamos con una piedra. Limpiamos alrededor de la piedra con la esperanza de que fuera pequeña y con la sospecha de que estábamos equivocados. La esperanza a menudo promete más de lo que puede cumplir. Escarbamos todo el fondo del hueco y dejamos descubierto un piso de grandes bloques de unos 50 por 80 centímetros. ¿Que hacían allí? Supusimos que sería el piso de un antiguo ingenio o un barracón de esclavos. Alguien fue a preguntar a los guajiros de las casas vecinas y todos se encogían de hombros: ¡Queseyó! Nunca habían oído hablar de ingenios o barracones por allí. En un lugar tan llano como Camaguey, no era lógico que hubieran hecho el piso un metro por debajo del nivel del suelo. ¿Un sótano? Aun hoy, 40 años mas tarde, no tengo una explicación aceptable. A nadie se le ocurrió pensar en el valor arqueológico potencial del descubrimiento. Ni siquiera sabíamos lo que era la arqueología. Además, estábamos cansados y hambrientos. Por ultimo empezó a llover y nos fuimos a descansar.

Esa noche cuando me levanté para ir a orinar, no me acordaba exactamente donde estaba el hueco. Debía ser por allí cerca. La noche estaba oscura y el cielo muy nublado. El campamento estaba completamente apagado. Di unos pasos más, resbalé y me caí en el hueco lleno de fango. ¿Fango? Al principio me pareció que era fango, pero había una peste tan desagradable como si hubiera caído en una letrina. El fondo no era duro como yo esperaba, sino un amasijo de piedras, palos, fango y un agua pestilente. Sentí que iba hundiéndome poco a poco. Me enderecé lo más rápido que pude y traté de salir de allí, pero resbalaba y los pies se hundían más y más. La peste era insoportable y me hundía rápidamente. Para colmo de males empezó a llover. El agua caía a chorros. Rodaba por el borde del hueco. Me extrañó que el agua no estuviera fría. Más bien, estaba bastante caliente y espesa. Y aquella peste. Y aquellas cosas gelatinosas flotando en el agua apestosa. En un instante en que dejé de patalear me pareció que había como unos renacuajos que me picoteaban las piernas. O gusanos. Sentí un miedo horrible y la ola de adrenalina se desparramó por el vientre hacia abajo buscando una salida que no encontró. Sentía los latidos en todo el cuerpo como si el corazón bombeara en alta voz. Traté de agarrarme a la idea de que era una pesadilla ya que los bordes del hueco resbalaban como jabón. Tampoco logré agarrarme. Estaba bien despierto. Hasta ese momento. Entonces perdí el conocimiento o la noción del tiempo. No sé como fui a parar a mi hamaca. Cuando me despertó el “De pie!” yo estaba lleno de fango, mierda y sangre y con una peste insoportable. Salí ante la mirada incongruente de los que me rodeaban en silencio y fui a lavarme. El hueco tenía un charquito de agua limpia en el fondo y las piedras estaban limpiecitas. En una de ellas había una sola palabra grabada con letras finas que no habíamos visto ayer.

Algodar.