Wednesday, February 20, 2008

El recodo

Ella iba delante, retozando por el camino que bordeaba el pantano. Unos treinta metros más alante, la sabana terminaba en el bosque. De pronto el camino dobló a la derecha y luego de hacer un recodo, volvió a unirse pocos metros más adelante. Se detuvo como dudando si seguía el camino o si atravesaba los pocos metros de agua clara que la separaban del otro borde. El agua apenas le llegaría a media pierna. No tuvo mucha opción, porque inmediatamente cayó al suelo de espaldas. Sintió un dolor agudo en el tobillo y un grito de dolor se le escapó de la garganta. Vio los ojos de espanto de su madre que la seguía a pocos pasos mientras el enorme cocodrilo la arrastraba con fuerza hacia dentro del pantano.

3 comments:

Yvette said...

esas cosas me dan un dolor en el corazon!!!
no puedo con esos clasicos ciclos de la natura.
en fin.

Yo soy Medea said...

Pero que paso?, aqui hace poco salio un cocodrilo de un lago e hizo lo mismo con un perrito que paseaba un hombre. El hombre se fajo con el cocodrilo y salvo al perrito. Despues le dijo a la prensa que lo unico que habia pensado es con que cara se le aparecia a sus hijos diciendole que el cocodrilo se habia llevado al perro. Esto paso en la ciudad en donde vivo, y hasta salio en El herald.

Caimana said...

Yo soy de Pedro Betancourt, cerca de la Cienaga, allí se oyen muchas historias sobre cocodrilos. Pero la mas oída de todas, es a la orilla de la carretera, y es casi siempre de un cienaguero, a un Yuma, y esta es la mas repetida:
__Langosta, masa de cangrejos, cola de cocodrilo....a 10 fulitas el plato, cerca de aqui...