Monday, November 5, 2007

Aurelio

Había sido músico en su época. Le gustaba cantar. Había hecho algunos progresos en eso y hubiera sido un bolerista como muchos si no hubiera sido por la Revolución. Entonces decidió estudiar. Consiguió hacer la Candidatura en Biología mientras fundaba uno de los institutos de la Academia de Ciencias. Era bueno haciendo cuentos y animando fiestas. No fumaba ni tomaba, siempre estaba contento y era bienvenido en todos lados. Magnífico ejemplo de camaradería, muy trabajador y exigente pero muy comprensivo. Un buen revolucionario. Llegó a ser director del instituto. Todo marchaba a las mil maravillas hasta un día que el seguroso vino a verlo y le dijo que había que hacer algo con lo que el no estaba de acuerdo. Se negó con toda la integridad que le caracterizaba. Una semana después fue destituido. Un incondicional con la mitad de su capacidad lo remplazó y el instituto cambió de la noche a la mañana. Los temas de investigación ahora eran secretos. Nadie sabía lo que investigaba el compañero de al lado y no convenía saberlo, pero todo el mundo sabia que los otros estaban en lo mismo. Eran soldados de la intriga.

Aurelio fue reducido a investigador simple y siguió machacando sus experimentos prácticamente sin recursos, mientras los misteriosos gastaban a troche y moche, hasta que poco a poco se fue rindiendo y se fue a otro instituto a recomenzar de cero.

Un día que rememorábamos aquellos tiempos lo noté muy triste. Obviamente se reprochaba no haber adoptado una posición mas fuerte.

-No basta con hacer lo correcto-Me dijo. –A veces hay que hacer más.

Me costó mucho trabajo convencerlo de que ni él ni nadie hubieran podido hacer nada.

3 comments:

Medea said...

Aurelio era o es ccomo tantos que buscan su propia culpa donde hay que tener ojos mas abiertos. Sin dudas no basta con hacer lo correcto. Ojala que haya podido rehacer su vida. De eso nada cuentas.

culibre said...

Algodar
Fijate al extremo que nuestra patria esta virada al reves "los premios son cantigos y los castigos terminan siendo premios, es decir: si en tu trabajo te escojen como trabajador destacado, por responsable,honesto,etc ya estas en "candela" de ahi para el PCC y despues ya sabes,trabajos voluntarios,reuniones,chivateria,
compromisos de todo tipo, conosco muchas personas que son irresponsables con esa intencion, en cambio el que no es confiable vive tranquilo y con menos hambre que el otro ya que tiene mas tiempo para hacer algun "business" y buscarse el mes de trabajo en un dia y eres confiable para el mercado negro, cosa muy importante, gracias a eso yo comia carne de res de vez en cuando!!!
cuidense y suerte

General Electric said...

Conozco a varios que hubieran querido también ser boleristas. En los 70 y 80 muchos renunciaron a la carrera que les habría gustado para responder al "llamado"... Hoy son otros tantos Aurelios