Monday, August 18, 2008

Copacabana


-¿Que hay de Fundamentos*?- Grito Gloria desde la puerta del balcón.

-No te oigo. Acércate más. –Le grité desde la acera aunque la oía perfectamente.

Se acercó aguantándose la saya gris con la rayita blanca.

-El profe no vino.- Le dije- Vamos pal Copa.

-Bueno espérame pa cambiarme.-Dijo y cuando se viró para entrar pude por fin verle el blumer verde.

Entramos por el pasillo del lado. Allá atrás nos quitamos la ropa. Ella tenía una trusa verde. No era el blumer. Y nos metimos en el agua donde ya había una docena de muchachos.

Cuando salimos y vinimos a vestirnos, miramos por una ventana hacia adentro. Una pila de mesas y sillas, un espejo grande detrás del mostrador. Cinzano. Bacardí. Todo destruido y sucio. En el piso, una pila de papeles regados. Bajo el borde de la puerta sobresalía un pedacito de papel. Lo saqué y vi que era una postal en colores de una piscina, algunas sombrillas y el mar. Por detrás, decía “Hotel Copacabana".

* Fundamentos de la Producción Industrial. Una asignatura de 7mo Grado en Cuba en los 60s.

6 comments:

A Cuban In London said...

Como cambian los tiempos, Al! En los 80s yo utilizaba los tenis CIDA mios que tenian pega-pega en lugar de cordones y ahi mismo encajaba el espejo viejo que tu conoces y todo los varones venian a coger filo por la libre. Noveno grado, escuela secundaria basica Jose Marti de Centro Habana.

Saludos desde Londres.

Miguel Caballero said...

"Memories". Historia de la decadencia, pero de una decadencia supericial, porq en el pueblo cubano veo una fuerza y unas ansias de decir YO PIENSO sin igual.

Iván said...

Si, la técnica del espejito se usó mucho tiempo!!!!! Los recuerdo desde primaria.
Gracias al "bloqueo" había niñitas que andaban withuot.
Ya cuando me bequé era más difícil
pues las sayas eran un short con taparrabo. Jejejeje
Ahora ya no hay que usar el espejito. A muchas le dices "enséñame" y como los de ahora ya casi no son, si los tienen puestos también se los bajan
para que no fuerces la vista.
Como cambian los tiempos.
Estando becado ibamos mucho al Copacabana, pues se puso muy de moda por la canción de BM y en esa época todavía estaba destrozado. Luego mucho más tarde lo "repararon" y lo reinauguraron con el mismo nombre por supuesto que no igual que el anterior. Increiblemente en estos momentos le están haciendo otra reparación

Yo soy Medea said...

Buen post, el Copa... pues si, ahora hay un very nice hotel, pero sin el glamour de lo que fue. Los tiempos cambian y como bien se dice aqui, los espejitos tambien se fueron.

Aguaya Berlín said...

Gracioso lo del blumer... en mi primaria los varones se ponían espejitos en la punta de los zapatos :-)
y total, en la playa, no había tanto lío... la trusa era la trusa.

lola said...

El espejito iba pasando de mano en mano hasta que el profesor de turno se daba cuenta.
Los fundamentos de la producción industrial y las clases de agropecuaria eran un muermo, y como siempre el machismo, las chicas teníamos esas dos asignaturas más una relacionada con hogar, que los chicos no tenían que dar, una vez que preguntamos por qué la respuesta fue: los varones no se ocupan de la casa.