Sunday, October 26, 2008

Beaker Street


Por el día se oía la dobliu. Al llegar a las siete o las ocho de la noche la señal se iba perdiendo hasta que no se oía más. Era entonces que sintonizábamos la keyeyeiguay.
A fines del 66 un tipo que decía llamarse Clyde Clifford tenía un programa muy raro que empezaba a las doce de la noche: Beaker Street. A diferencia de los otros DJs, hablaba muy despacio con un fondo de música espacial y ruidos raros, ponía música que no se oía en ninguna otra estación. Underground. Muchas de aquellas canciones raras encontraron mas tarde su puesto en lo que hoy se considera Clasic Rock.
El programa duró hasta el 77 aunque ya al final la FM se había llevado a Clifford y a casi todos los oyentes hacia el stereo. KAAY se convirtió en una estación de música religiosa.
Aún hoy puede oírse Beaker street en internet y hay un blog sobre la KAAY que tiene una historia interesante de la participación de la estación en las transmisiones de la VOA hacia Cuba. Clifford también tiene su blog, aunque no habla mucho de música.

No confundir con Baker Street de Gerry Rafferty.

12 comments:

Willi Trapiche said...

este tema me pone los pelitos del brazo de punta por que me llega , es parte de mi vida viviamos sintonizando esos programas yo tenia una grabadora reel to reel y en la madrugada no dormia grabando los temas de undergrond , claro si lo lograba cojer completo luego al dia siguiente a escucharlo con un grupo de amigos en la habana del este teniamos buena suerte pegadito al mar y edificios ...a finales de los 70 creo tambien se escucho superQ que creo que fue la primera en combinar una en ingles y otra en espanol...un saludo willi

A Cuban In London said...

Eres una fuente de informacion del cara', sobre todo para los que como yo nacimos en los '70 y los '60 son tan solo una referencia.

Muy buen post y por supuesto que caeré por esas paginas que enlazas.

Saludos desde Londres.

Garrincha said...

man, ¡qué fuetazo pal pasado!
cuando la wqam me la convirtieron para talk radio me hundieron el piso.
no en balde este odio tan idiota a los dolphins.
un abrazo y gracias.

Anonymous said...

Y por que se oia una de dia y la otra de noche?

Amadeus said...

Yo escuchaba la KAAY (Little Rock, Arkansas) hasta las 3 de la madrugada que era lo que duraba Baker Street, lamentablemente sin grabadora para reproducir y a veces con timelags e interferencias. Clyde Clifford y su mítico programa se convirtieron en una obsesión y a la vez religión, para una generación de jóvenes cubanos, bastante numerosos por cierto, que hicieron de la complicidad y el clandestinaje, una cofradía: el "ondegraun".

Allí descubrimos a grupos como Allman Brothers Band, Alice Cooper, Emerson Lake & Palmer, Iron Buterfly, Grateful Dead o la Mahavishnu Orchestra con un entonces talentoso y desconocido guitarrista llamado John MacLaughlin.

Baker Street fue fuente de isnpiración de grupos de rock en La Habana de entonces como Los Kents, hoy sesentones y todavía en activo, segun noticias de la Isla.

Me alegro que haya alguien que recoja este detalle. Gracias

Zoe said...

Este tema es ya una novela.

Mickey said...

Wow Al! Flashback. ¡Me voy para Beaker Street ahora mismo!

cabeza de puerco said...

Oígame maestro, entrando su casita buena a través de otra casa, veo su posteo y de verdad que gente como usted hay que agradecer en la blogoestratósfera. Me ha montado usted en los patines del tiempo y me recuerda mi juventud. Ya subire algo sobre el tema, reconociendo por supuesto que ha sido usted, mi buen Al Paccino quine me ha removido mi poquita materia gris que está conectada con la nostalgia. Un saludo y siga

Al Godar said...

Hola!
Disculpen que no habia revisado esto d3esde hace unos dias, pero es que andaba de vacaciones.
Ya les contaré.
Gracias por la visita y los comentarios.
Saludos
Al Godar

GeNeRaCiOn AsErE said...

Miles de recuerdos me trae esta historia. Crecimos colgados de la antena.
Saludos, tony.

Pacho said...

http://elcabezadepuercoilustrado.blogspot.com/2008/11/la-desbordada-cubanidad.html

David Lago González said...

Hacía tiempo que no entraba aquí y me encuentro con esto. ¡Menos mal! que otros tuvieron las mismas experiencias: hay veces de que dudo de que yo haya vivido allí porque el que ha venido más atrás de pronto te borra toda tu vida anterior. "Beaker Street", programa de la KAAY que comenzaba con la reproducción de "La guerra de los mundos", el famoso programa radiofónico de Orson Welles. En Camagüey no se sintonizaba, pero cada vez que iba a La Habana (con mucha frecuencia en aquel tiempo) era sintonía obligada en la terraza de música de Junior (Siboney, antiguo Biltmore) después de haber oido los últimos discos que había mandado papá y el whisky suministrado generosamente por el embajador de Canadá que vivía a dos pasos.
En fin, los fabulosos años del terrible Quinquenio Gris (con pespuntes negros).
Gracias por verificarme que no viví en Marte.