Friday, June 20, 2008

Violación

Una mujer está siendo violada.

Dos hombres contemplan indignados la escena.

Uno de ellos decide intervenir para detener la violación

El otro se queja. “No debemos negociar con violadores”

15 comments:

Adriana Lara said...

jajajajjajjaa, muy bueno.
¿Y si el que estaba siendo violado fuera un hombre?

Al Godar said...

Lamentablemente la respuesta hubiera sido la misma: “No debemos negociar con violadores”

Y si hubiera sido una nación completa: lo mismo.
Saludos,
Al Godar

GeNeRaCiOn AsErE said...

Es un ejemplo extremo, pero valido, sigamos por el camino de la violación, dándole un enfoque en la politik

Ya me imagino las negociaciones... el violador dice que esa es su mujer, que otro hombre no tiene derecho a inmiscuirse en los asuntos internos de su hogar.

PIES SECOS, PIES MOJADOS.
Acto seguido, la esposa trata de escapar... salta el charco que divide a las dos casas y pretende llegar a donde los vecinos le esperan, pero estos deciden de pronto, que si cae en el patio de su vivienda, la rescatan, pero... por el contrario se queda a mitad de camino 'en el charco' la tienen que devolver. Porque entre marido y mujer nadie se debe meter.

willi said...

...ESTO TIENE SU ESTILO Y SU HILO..

Al Godar said...

Exacto aseres. Y asi podemos seguir buscando innumerables símiles a ambos lados del charco.
Saludos,
Al Godar

Eufrates del Valle said...

Al Godar, 100% contigo. Con los violadores no se negocia. Se les enfrente, o se les premia como acaba de hacer la Union Europea, pero no se negocia, como tambien acaba de hacer la Union Europea.

Aguaya Berlín said...

y cuándo se meterían hipotéticamente??? Ah... si la mujer fuera millonaria... o tuviera unos pocitos de petróleo en el patio de su casa.......

Saludos desde Berlín!

Julio A. said...

Gracias Al Godar por tu comentario en mi página. Eres de los grandes filósofos que en Cuba brotan como la verdolaga, y que sirven de aliento a los cubanos de acá y allá.
Un abrazo enorme.

Julio

A Cuban In London said...

¿Y qué pasa cuando los violadores trabajan para el gobierno? En ese momento sus méritos valen más que el demérito de violar a una mujer.

¿Adriana, buena pregunta, que pasaría si el violado fuera un hombre?

Muy buen artículo, Al.

Saludos desde Londres.

Yo soy Medea said...

Parece un poema triste...

bustrófedon said...

Diste en el clavo. Mis respetos.

Jinetero… ¿y qué? said...

Me gustó mucho. Corto, pero con muchas lecturas

Joaquín Estrada-Montalván said...

Algodar, este es el centro de la polemicacubana y (y de mucchas otras) por ejemplo si Mandela no hubiera negociado , el apartheid quizas estuviera vigente.

Este es un texto maestro, en pocos renglones llegas al meollo de la cuestion, algo que no logran muchos gruesos volumenes

mis saludos y respetos

Joaquin

voy a poner este post en mi blog

Laz said...

Mi hermano, lamentablemente carezco del tiempo para visitar como desearia la blogosfera cubiche y siguiendo los links que dejaste en el sitio de Camilo llegue aqui y veo que el tema viene siendo discutido desde hace varios dias y me alegra porque es un tema importante.
De acuerdo con Medea a mi me tambien me parece un poema triste.
De acuerdo tambien con Eufrates cuando expresa que con "los violadores no se negocia. Se les enfrente, o se les premia como acaba de hacer la Union Europea, pero no se negocia".
Pero hay algo en el cuento-poema que al parecer no entiendo: "El otro se queja. 'No debemos negociar con violadores'"; y es que aqui no hay nada que negociar Al desde mi punto de vista. O usted asume la actitud que se supone adopte toda persona decente o vira la espalda y sigue su camino, pero no hay negociacion porque no hay objeto de negociacion.

Al Godar said...

Está claro que el tema requiere más elaboración. Volveremos sobre el tema maás adelante.
Gracias por los comentarios.

Saludos,
Al Godar