Sunday, December 21, 2008

Toda la noche


Llegaron casi juntos y comenzaron a quitarse los abrigos sin decir una palabra.
El le alcanzó un perchero y ella le agradeció con una sonrisa.
Ella se agachó para zafarse las botas y él sintió su perfume.
Seguían la misma rutina de todos los días desde hacía casi un mes.
Pasarían la noche juntos y a la mañana siguiente cada uno se iría a su casa.
-¿Vamos a empezar por atrás?- preguntó él.
-Como quieras- respondió ella con resignación.
En realidad le daba lo mismo una cosa que otra. De todas formas había que hacerlo todo.
Terminaron de ponerse los uniformes y se fueron a trabajar.
Les quedaban por delante ocho horas y todo el edificio de oficinas que limpiar.
---
Fotos: Mis cassettes

11 comments:

chiquitacubana said...

Mucha sensibilidad, de la buena y profunda en tus escritos...y en este tendré que castigarme, tenía, al leerlo, ideas maliciosas...
Un fuerte abrazo Algodar, eres un encanto, todavía estoy soñando con la casita del post de Cecilia...

Puchungurria said...

jajajajaja, ya no me sorprendes, sabia que iba a pasar eso, ademas no se debe empezar por atras jajaj, esta simpatico tu cuento.
saludos

Al Godar said...

Chiquitica: Este cuento es una desverguenza de mi parte. No tiene más proposito que joder y demostrarnos que estamos programados para eso. Está inspirado en otras cosas que se leen por ahi, pero en las que al final los muy descarados ni trabajan ni na'.

Puchunga: No se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo. Besos.

Gracias por pasar.
Saludos,
Al Godar

Anonymous said...

Al: Tienes razon al afirmar que "estamos programados para eso" por eso a mas de uno le puede sorprender el desenlace "no sexual",pero fuera la jocosidad de nuestras mentes exitables,....me parece una historia demasiado "universalmente cotidiana" y eso es triste.
Toso se nos hace tan rutinario e insoportable que nos ahoga!
Muy ingenioso cuento,
MERRY CHRISTMAS!
ROBERTO

Jorge Salcedo said...

A mí tampoco me engañó, pero me dio curiosidad… :-)
Nada, que los narradores no necesitan una buena historia para contarnos una buena historia.

A Cuban In London said...

La realidad del inmigrante? Bien que pudiera ser ese el titulo. Como siempre, genial.

Saludos desde Londres.

lola said...

Y yo que creía que eso era una fiesta de perchero.
Si no te lo he dicho, felices fiestas para ti y tu familia.

GeNeRaCiOn AsErE said...

AL,
lo bueno es que en cada cassette, tenemos por lo menos una historia guardada; por eso mientras repasaba los tuyos, me recordé alguna mias.
Me piro cantando el ultimo track de ese disco The Famous Last Word de Supertramp,
Don't Leave Me Now

con esa canción puedo recordar casi toda mi infancia, ojalA que esos recuerdos, no me abandonen y se queden por ahí... aunque sea en los cassettes.

tony.

Jessi said...

Buenísimo!!!
Lamento decir que yo sí caí, y tenés razón: estamos programados para eso.
Abrazo, j

Willi Trapiche said...

wow un tesoro esos cassettes lo mio son los lps ....

Betty said...

ja,ja qué bueno Al...ay de esas mentes freudianas;-)))
un abrazo