Tuesday, December 16, 2008

Cecilia


Sus ojos brillaban y reía nerviosa.
-Giovanni tiene mucho dinero y quiere que me vaya con él.
Apenas pasaba los veinte años, era bonita y bien educada. Había enganchado un italiano y era la envidia del pueblo. Nadie la llamaba jinetera, pero todos lo pensaban.
Pronto se iría a vivir la dolce vita. Todos entendían que había algo malo, pero no se atrevían a culparla a ella. De la más humilde familia, dulce y amable y sin una mancha en su historia, era muy difícil de atacar. Sus únicos pecados eran no confiar en el futuro incierto que le ofrecía la revolución y su ilusión de vivir mejor.
-¿Y tu estás segura que quieres irte? –Preguntó Rosi por decir algo.
-No. Pero no me queda más remedio. Tu sabes mejor que yo que esto es una mierda.-Respondió Cecilia.
-¿Y no vas a esperar ni siquiera a graduarte? –Preguntó Rosi.
-¿Para que? –Devolvió Cecilia la pregunta. –¿De que vale ser ingeniero?
Nadie se atrevió a responder.
Y ella se fue para que no viéramos sus lágrimas.

===
Foto: Una casa quebecoise en invierno.

12 comments:

Güicho said...

Y luego Giovanni la puso a currar de puta en Roma... ;-)

Garrincha said...

sharp, as usual.

A Cuban In London said...

Triste y verdadero. Giovanni seguro que era un maceta temba con una casa en Venecia mirando el canal. De cincuenta no baja, me la juego.

Gracias, Al.

Saludos desde Londres.

Al Godar said...

Guicho Pudo haber sido así. En este caso no se lo que pasó. Cecilia se fue y no supe más de ella.

Garrincha Thank you man. Estuve viendo el Pica Pica y me recordó mucho cuando en Cuba leía a muchos de esos mismos agudos dibujantes. Muy bueno.

Cuban En la mayoría de los casos era así, pero en este caso los dos juntos no llegaban a cincuenta. Bella historia de jóvenes.

Gracias por pasar y los comentarios.

Saludos,
Al Godar

Puchungurria said...

Yo vivi una historia parecida con una amiga pero la muchacha estudiaba medicina y al final ella le pega los tarros con un muchacho cubano que se encontro por alla, se pelea con el marido y se muda a vivir a Miami.

Aserina said...

Al, se bajaron el blog de Tirofijo. Parece que ya estaba molestando mucho. Dime en que se diferencia la Cuba virtual de la Isla. Es una pena.

lola said...

A nosotros nos hicieron una historia muy parecida, que terminó muy mal.
Y aquí conocí un caso de una chica colombiana que vino a trabajar a una casa, la trajeron directamente de Colombia y la mantenían en semi-esclavitud, hasta que pudo escaparse.
Un saludo y que tengas unas felices fiestas en unión de tu familia.

Anonymous said...

Este verano tuve la suerte de visitar Quebec, Montreal y Ottawa por primera vez y vi casas preciosas, sobretodo en Quebec.
Un saludo y Feliz Navidad.
Ibis

Anonymous said...

Al:historia triste,cotidiana,lamentable..pero tambien esperanzadora,amenazante, ironica y real.
Conoci a una "Cecilia" con un italiano...........igual historia........final similar!
Saludos desde Madrid,ROBERTO

Al Godar said...

Puchunga, Ese fenómeno tan frequente en la Cuba de los últimos años tiene muchos matices, pero el más constante es el matrimonio para irse del país.

Aserina, Raro. Me huele a gato encerrado.

Lola, Cierto que no es exclusivo de Cuba, aunque tenemos bastante ventaja sobre los vecinos.
Gracias y que tengas tú tambien muy felices navidades.

Ibis, Casas lindas hay en casi todos lados. Aqui lo interesante es que son únicas en su alrededor. Es un estilo muy diferente.

Roberto, La questión es hasta cuadno seguirá pasando esto. Es realmente triste que la gente tenga que irse de su patria. Todos lo spaises tienen emigrantes, pero algunos paises, entre ellos Cuba, tienen una desgracia nacional.

Muchas gracias por la visita y los comentarios.
Saludos,
Al Godar

Alba said...

Al, tengo una prima que vivió una historia muy parecida. Lo triste es que a ella no le fue muy bien con su esposo porque él era muy egoista y ella, pobrecita, no podía dejar de pensar en su familia en Cuba. El no quería ni que ayudara a sus parientes, lo cual es algo bastante común en casos de matrimonios mixtos con extranjeros porque ellos no comprenden la realidad de Cuba en toda su dimensión.

Como en tu relato, mi prima no terminó su carrera de psicología. Y, cuando se fue a Italia terminó trabajando en una fábrica. Años después se separó de aquel hombre que no la entendía. Pero, como es un verdadero angel de dulce y linda, le tocó vivir una historia de Cenicienta. Al final, el dueño del sitio donde trabajaba se enamoró de ella y se casaron y ahí están, viviendo felices con un retoñito y todo.

Con el tiempo logró llevarse a toda su familia para Italia. ¿Quién puede culparla por eso? Es una chica muy buena, con excelentes valores.

Pienso igual que usted, estamos enfrascados en un proceso de retroceso total y lo peor es que esa necesidad de escape de aquella realidad que ha creado el socialismo en Cuba no siempre termina con los colores rosa que reflejo en mi anécdota.

Recibí sus felicitaciones. ¡Muchas gracias! ¿Cómo lo está llevando este frío?

Saludos,

Isbel

Betty said...

una historia común, que no debía serlo, pero se ha vuelto común en toda Cuba Al...solo de pasar dos días seguidos por cualquier consulado en Italia podríamos tropezarnos con 10 o 12 Cecilias Claro, el devenir no siempre es el mismo, depende de los individuos y de la más pura suerte como mismo se ve aquí en estos comentarios, saludines de año nuevo!