Sunday, November 9, 2008

La muerte de Dimas.

Un escueto post sobre la muerte de Dimas ha destapado de nuevo la cuestión del odio entre cubanos. Ahora que estamos tan cerca de comenzar la aproximación es un buen momento para meditar sobre ese sentimiento tan dañino.
No somos nosotros contra ellos. Somos sólo nosotros.

7 comments:

TIROFIJO said...

http://tirofijomalanga.blogspot.com/2008/11/y-en-la-hora-de-nuestra-muerte-amen.html

TIROFIJO said...

EL RESENTIMIENTO ILUSTRADO

¿Ilustrado? Si, en el sentido original, ese que nos habla, no de los atributos de la razón condimentada con el lustre del conocimiento, sino de una actitud que a más de ser explicita, se hace amparar por lo matices mas variados de lo irracional. Natural y comprensible, aunque igual de mezquino en su manifestación más primitiva, lo apreciamos con conmiseración en la generación de cubanos, sorprendida por la tormenta revolucionaria del 59 y arrojada como náufragos en las costas más inhóspitas. Ese resentimiento, que está en la génesis de todo desarraigo, hemos aprendido a digerirlo apenas, en esta ciudad, que ha capitalizado el dolor de varias generaciones de cubanos, y que muestra y oculta sus sentimientos con igual empeño. Hemos aprendido a limarlo en el aprecio del esfuerzo, en el reconocimiento de los logros y en el disfrute de las oportunidades que hemos heredado.
Cómo, con qué argumentos sustentar los brotes de amargo rencor de nuestros contemporáneos, la indolencia ilustrada, amoblada de eruditos argumentos (como quien llena de tarecos inútiles una habitación) con que se pretende fundamentar militancias y compromisos que no son más que irracionalidad con otro signo.
Oponer a la mezquindad ancestral, a la brutalidad mas primitiva, al deshonor y la ausencia de lealtades, a la crueldad criminal del régimen los mismos argumentos, las mismas actitudes, los mismos métodos, no nos hace mejores. No dará mejores resultados porque podamos estructurarlos metodológicamente, porque podamos darle un barniz de modernidad o expresión culta, porque podamos redactarlos con una prosa atractiva o con evidentes valores estéticos.

Carmen Rivero said...

Es increíble comprobar como mismo en aquellos que están en contra del regimen se comporten como los que están a favor, manifestandose con la misma doctrina solo que defendiendo sus intereses. Y es que una persona que violenta la dignidad de otra no está defendiendo una causa sino sus intereses.
Saludos

Aguaya Berlín said...

Es precisamente lo que le quita el brillo a la blogosfera cubana... si lo tuviera...

A Cuban In London said...

No se, quizas sea la voz contraria en este caso, pero hay una diferencia entre alguien como Corrieri que fue actor primero y politico despues, o alguien como Silvio que se vendio pero ha dejado tras de si un caudal de riqueza musical, y alguien como Dimas que le lamio los callos al poder (como dijera Gerardo Alfonso) toda su vida.

Saludos desde Londres.

Betty said...

Creo que tienes razón Al, como dice sabiamente Ortega y Gasset, se trata de cada uno y sus circunstancias y no hay que satanizar a las personas so pena de caer en los mismos extremos que se detestan. Me acabo de enterar y lo lamento por mi compañera Mirtha del Mincex, que era su esposa, una excelente persona ella, saludos

Lazaro Gonzalez said...

Efectivamente como dice A cuban in London, Dimas uno de los periodistas de opinion mas insulsos que jamas vi, se paso la vida lamiendole los callos al Castrismo. Es oportuno recordar que solo somos nosotros, pero tambien recordar que la base de la convivencia social humana es el charter of rights & freedom y no las aberraciones de este o aquel. Cada individuo tiene la opcion de seguir uno u otro camino y ambos implican responsabilidades y tienen costos. No alegrarse de la muerte de ningun ser humano, pero tampoco olvidar quien fue ese ser humano.