Sunday, April 12, 2009

Canelo


Oí el cacareo por allá por el ateje de la línea y fui directico a buscar el nido.
Sabía donde estaba porque ya hacía varios días que era eso lo que comíamos.
Al maíz le había caído bicho. Los tomates se los comieron los gusanos. Todavía quedaba un poco de yuca en el campo, pero yo no podía sacarla. Hacía falta halar muy duro y yo aún no llegaba a los ocho años. El viejo se había ido para “Chamba” a hacer la zafra. Mis hermanos se habían ido para “Labana” a abrirse camino.
Al llegar vi a Canelo hurgando con el hocico en el nido. Levantó la cabeza y me miró con recelo. Rompió el único huevo que quedaba entero y se lo comió precipitadamente para escaparse en seguida con el rabo entre las patas.

Foto: Nieve en Abril 2009.

16 comments:

Rosa said...

Que hambriento estaría el pobre...

chiquitacubana said...

Oh, me trasporta, yo tuve un canelo...y me sorprendio no esperaba un recuento tan calido y cubano bajo esa foto.
UN abrazo.

Kerala said...

Al, tú siempre te la arreglas para darle un cafecito caliente al corazón de quienes te escuchamos. Y no digo leer porque discursos tan cálidos se leen en voz alta. Cuando puedas date una vuelta por mi tendedera: Arturo Aquino.

Al Godar said...

Rosa Pasaban hambre los perros en aquella epoca. No es como ahora que la comida de perros viene en lata.
Aún las personas pasaban hambre. Yo no recuerdo haber pasado hambre en esta epoca, pero creo que se debe al desvelo de mi madre y al típico desgano de los niños de esa edad.

Chiquitica Quien no recuerde un Canelo tiene muy mala memoria.
Pues si, aún se ve la nieve a veces por aquí y las temperaturas apenas llegan a cero. Largo invierno.

Kerala
Muy curioso lo que dices de escuchar los posts: yo oigo esas escenas antes de dormirme. Una noche llega el cacareo de la gallina, otra el gruñido de Canelo. Escribirlo depués es bastante fácil.
Ya anduve por tu blog. Ese muchacho me recuerda el piano de "Las Ruinas" en el Parque Lenin de los 80's. Muy bueno.

Saludos,
Al Godar

Kerala said...

Al, dijiste Las Ruinas del Parque Lenin y me erizé de la cabeza a los pies, es cuando percibo la fuerza de aquellos espacios donde se escribieron mis historias, el Parque Lenin significó mucho para mí y las Ruinas sólo dos veces las visité y una de ellas para una boda de mexicano con cubana, supe de otras realidades allí donde llegaba en bicicleta.
Un abrazo

Roberto Ferranti said...

Hola Al, tienes un merecido premio que puedes recoger en:

http://laislagrande.blogspot.com/2009/04/grazie-frank.html

Saludos, Rob.

Al Godar said...

Kerala A veces pienso que habia algo extenporáneo en Las Ruinas. No parecía Cuba. O no en aquella época.
Era un lugar increible.

Rob Muchas gracias por el premio.
Tú lo mereces más!

Saludos,
Al Godar

Puchungurria said...

me gusto el cuento del Canelo, pobres perritos de aquella epoca. Fijate que me citaron junto a muchos otros residentes para una reunion informativa con caracter preventivo con el jefe de la policia y uno de los temas que se hablaron fue sobre el cuidado y la atencion a los animales, entre otras cosas el jefe nos hizo saber que los animales aca tienen derechos igual que los ciudadanos y los propietarios de mascotas pueden ser detenidos en caso de no atender correctamente a sus mascotas, pegarles, tenerlos sucios o pasando hambre, etc.

lola said...

Al, que historia tan estremecedora. Mi madre tenía amistades que vivían en barrios muy deprimidos, no tenían aceras y las casas eran muy humildes, siempre recordaré la imagen de un niño descalzo con el estómago hinchado, ¡que diferencia con el mundo en el que yo me movía normalmente!
Un saludo afectuoso,

chiquitacubana said...

Por aqui tenemos solo destellos, en algunos prados, en algunos arboles el brote de un verde tierno, hasta florecidos, pero el frio, la lluvia y el gris no acaban de marcharse...y a chocolate caliente antes de ir a la cama.

Se te aprecia, mil gracias port us palabras.

A Cuban In London said...

El tercer parrafo me recordo el libro que recién lei, 'Famine', sobre la hambruna en Irlanda en el siglo XIX. Muy buen narrado. Muchas gracias, Al.

Saludos desde Londres.

Al Godar said...

Puchunga Eso del tratamiento privilegiado que tienen las mascotas en este país es una de las primeras cosas que nos golpea al llegar aqui. Es tristemente cierto que un perro en Canada vive mejor que muchos seres humanos en otros paises.
Yo al principio no podia creerlo cuando me enseñaron los estantes de comida de perros en los mercados.

Lola Mi historia trasncurre en las afueras de un pueblecito de campo. No recuerdo ninguna acera alrededor.
Por cierto, esa es otra de las cosas chocantes de este país: Hay muchos barrios elegantes que no tienen aceras. El cesped llega hasta la calle se ve muy bonito. En algunos lugares, hay aceras, pero son al mismo nivel que la calle. O sea, no hay contenes.

Marga Hay que tener paciencia que todo llega. Ya a la primavera le queda muy poco y luego tendremos un par de semanas de puro verano. Y no olvides que el otoño es precioso... optimismo mujer, que si nos quejamos es peor.

Cuban Yo lei hace mucho tiempo la hambruna de Irlanda y me dejó traumatizado. No dudes que algo de eso se me haya escapado del subconciente.

Gracias por la visita y los comentarios.

Saludos,
Al Godar

Teresa Dovalpage said...

Qué linda historia.. Sí, todos hemso tenido un Canelo en la vida. Y de las aceras ni me digan, que yo vivo en un camino de tierra, aquí en Taos, jajajá...

David Lago González said...

Estos "flashes" son como largas historias que dejas abiertas para que los demás las continuemos. En ese oficio, muy posiblemente de forma natural, hay encanto y misterio.

Un saludo fuerte.

Lover said...

Hi, I'm Wono from Indonesia. Hmmm... no willing to change the template or other? Visit me back. OK?

guillermo aldaya said...

Gracias por estas publicaciones. Se respira autencidad.
Saludos.